Hoy celebramos la fiesta de los Reyes, con la que recordamos la visita de los Reyes Magos a Jesús en el pesebre.

Los Reyes Magos, guiados por una estrella, llegan al humilde pesebre donde nació Jesús, dándole regalos de incienso, oro y mirra, ya que lo reconocían como Sacerdote, Profeta y Rey.

Como sabemos, los meses de embarazo de María fueron algo complicados. Si bien es cierto un ángel le anunció su maternidad, debe haber habido momentos de duda e inquietud. La maternidad del primer hijo ya es compleja y siendo éste el primogénito de Dios, el Mesías por tanto tiempo esperado, debe haber agregado una gran cuota de preocupación.

Es por esto que María rezaba más que nunca y guardaba cada momento en su corazón, porque esto le ayudaba a acrecentar su fe y confirmar las maravillas que Dios realizaba en ella. La llegada de los Reyes Magos fue una de esas confirmaciones. Que le regalaran a su hijo cosas que reconocían su identidad de Sacerdote, Profeta y Rey, confirmaba las grandes maravillas que Jesús venía a hacer en su vida y en la de toda la humanidad.

Te invito a que en oración, le pidas a María, que te ayude a recordar o a darte cuenta cuáles han sido las confirmaciones que Dios te ha enviado y que te han hecho reconocer su amor en tu vida y los planes que él tiene para ti. Así como María reconoció una confirmación de Dios en los reyes magos que llegaron a adorar a Jesús, hoy la invitación es a abrir los ojos a las maravillas que Dios ha hecho y quiere hacer contigo. Seguramente en ese camino hay muchas personas, gestos, momentos que atesorar en tu corazón, porque ellos confirman a Jesús como Sacerdote, Profeta y Rey de tu vida.

Stephanie Silva Contreras, Familia Canción Nueva Chile

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancion Nueva