VATICANO, 17 Dic. 10 / 06:21 am (ACI)

En un mensaje enviado al Arzobispo de Nápoles, Cardenal Crescenzio Sepe, por el Año Jubilar de esta arquidiócesis italiana, el Papa Benedicto XVI alentó a los católicos a vivir la fidelidad, el coraje del testimonio y tener una buena formación cristiana para anunciar el Evangelio en medio de una sociedad secularizada.

En el texto con fecha 14 de diciembre y dado a conocer este jueves por L’Osservatore Romano, el Santo Padre señala que el patrimonio religioso de Nápoles “exige la coherencia de la fidelidad y el coraje del testimonio”.

Esta tarea, que debe hacerse con “vigor y arrojo apostólico”, reconoce Benedicto XVI, se complica en medio de un “contexto socio-cultural que hoy es muy distinto al pasado” marcado por la difusión de “una visión secularista de la vida y la influencia del mal que afligen a la vida civil, insidiada por el individualismo”.

Ante los modelos negativos y erróneos que afecta la vida familiar y social, el Papa resalta la “urgencia de la formación humana y cristiana de los muchachos y muchachas, porque ellos están gravemente expuestos a los riesgos de las desviaciones”.

“Es necesario por ello formar hombres y mujeres de personalidad fuerte, de sólida fe y coherente vida cristiana”.

Benedicto XVI exhortó luego a “los padres a hacer conocer a Jesús y su mensaje a los hijos, desde pequeños, con los signos y palabras que la comunidad cristiana desde siempre ha sugerido y practicado. El futuro depende en gran parte del éxito de este esfuerzo formativo integral”.

En los distintos ambientes de la vida, prosiguió, “los cristianos están llamados a ser operadores de la verdad y testigos valerosos del Evangelio; cada uno puede y debe esforzarse para que los valores espirituales y éticos, traducidos en estilos de vida, ofrezcan una contribución determinante a la edificación de una sociedad más justa y fraterna”.

“Será necesario entonces esforzarse para asegurar, con la inspiración y la fuerza que vienen de Dios, relaciones de auténtica caridad, que se expresen en formas concretas de solidaridad y servicio, para mostrar ejemplos de vida alternativos, accesibles a todos y, al mismo tiempo, emblemáticos”.

Finalmente el Papa Benedicto XVI resaltó que “así se podrá reforzar la conciencia de que también hoy, como siempre, la semilla del Reino de Dios está presente y activa: una semilla cargada de porvenir, capaz, si es acogida de modo personal y generoso, de transformar incluso las situaciones más difíciles y de renovar el corazón y el rostro de Nápoles”.

Fuente: ACIprensa.com

“Ustedes son nuestra carta escrita en sus corazones, conocida y leída por todos los hombres. Evidentemente son una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo” (2 Corintios 3,3-4)

Mientras escribía las primeras líneas de este artículo empecé a imaginar a un templo católico con piernas y voz caminando por la calle, otro comprando helado, similar andando en bicicleta, y en fin un último leyendo el periódico…templos muy grandes que casi no cabían en la vereda. También recuerdo mi primer retiro vocacional donde la formadora nos enseñó el término de la palabra integridad: Vida en concordancia con nuestro estado de conciencia más elevado; ser uno en todos los aspectos de la vida (comportarse de igual forma en el colegio, universidad, trabajo, familia).

Aquí San Pablo habla directamente a tu corazón y el mío, diciendo que nosotros mismos somos el puño y letra de los Apóstoles, por ende también de la Iglesia misma; es decir, cuando nos ven en la calle ven a la Iglesia misma, al Papa, Obispos, Sacerdotes, Religiosos/as, todos.

Ahora bien, veamos un punto diferente a esto: cuando vas a fiestas y te emborrachas, estás emborrachando a la Iglesia; cuando buscas y tienes relaciones extra-matrimoniales, estás prostituyendo a la Iglesia; cuando mientes aunque sea un poquito, estás mostrando a una Iglesia mentirosa…cada acción tuya constituye también una reacción para la Iglesia, porque dice justamente en el verso 3b “redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo“.

Tu integridad personal es la que une a la Iglesia en un sólo cuerpo y un sólo espíritu: ser cristiano católico en tu grupo de estudio, en el restaurant, en tu trabajo, en el cine, en la escuela, en la familia…¡no ser una persona en cada lugar, sino una! Que todos te reconozcan por una sola persona: Cristo.

Dirás: ¡pero esto es difícil!; y te lo digo: sí, lo es, pero con el paso del tiempo verás como irán desapareciendo tus preocupaciones acerca de la “otra vida” que vivías, y finalmente no hará falta fingir ser una persona en un lugar y otra en aquel…ser actor no es profesión de todos.

¡Ánimo! Dios ya no está lejano a nosotros.

Fernando Ugarte
Canción Nueva Paraguay

Como sociedad estructurada, la Iglesia Católica está organizada y gobernada especialmente en base a jurisdicciones correspondientes al Papa y a los obispos.

La Jerarquía ministerial es la designada ordenadamente de acuerdo a los rangos y orden del clero para velar por la vida espiritual de los católicos, por el gobierno de la Iglesia y por la misión de la Iglesia alrededor del mundo.

Las personas pertenecen a la jerarquía por virtud de ordenación y misión canónica. El término “jerarquía” se utiliza también para designar un conjunto determinado de obispos. Por ejemplo: la Jerarquía de América Latina.

El Papa, Cabeza de la Iglesia

El Papa es la cabeza suprema de la Iglesia El tiene la primacía de jurisdicción así como el honor sobre toda la Iglesia.

Los títulos del Papa son: Sucesor del Apóstol Pedro, Sumo Pontífice de la Iglesia Universal, Patriarca de Occidente, Primado de Italia, Arzobispo y Metropolitano de la Provincia de Roma, Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano.

El Papa imparte sus enseñanzas, como garantía de la fe común, mediante encíclicas, cartas apostólicas, mensajes, discursos, etc., y en algunas ocasiones bajo forma de definiciones doctrinales infalibles. Tiene en la Iglesia Católica la plenitud del poder legislativo, judicial y administrativo.

El Colegio Cardenalicio

Los Cardenales son elegidos por el Papa para servir como sus principales asistentes y consejeros en la administración central de los asuntos de la Iglesia. Colectivamente, ellos forman el Colegio Cardenalicio.

Los Obispos

En unión y subordinados al Papa, son los Sucesores de los Apóstoles para el cuidado de la Iglesia y para continuar con la misión del Señor Jesús en el mundo. Ellos sirven al pueblo de su propia diócesis, o iglesias particulares, con autoridad ordinaria y jurisdicción. Ellos también comparten con el Papa, y entre ellos, la común preocupación y esfuerzo por la buena marcha de toda la Iglesia.

Los obispos de estatus especial son los patriarcas del Rito Pascual, que dependen sólo del Santo Padre, son cabezas de los fieles que pertenecen a estos ritos alrededor del mundo.

Los obispos son responsables directamente ante el Papa, por el ejercicio de su ministerio al servicio de su pueblo en varias jurisdicciones o divisiones de la Iglesia alrededor del mundo.

Pueden ser:

Arzobispos residentes y Metropolitanos: cabezas de arquidiócesis
Obispos diocesanos: cabezas de diócesis
Vicarios y Prefectos Apostólicos: cabezas de vicarías apostólicas y prefecturas apostólicas
Prelados: cabezas de una Prelatura
Administradores Apostólicos: responsables temporales de un jurisdicción.

Cada uno de estos, en sus respectivos territorios y de acuerdo a la ley canónica, tienen jurisdicción ordinario sobre los párrocos que son responsables de la administración de las parroquias, sacerdotes, religiosos y laicos.

También dependen directamente del Santo Padre los Arzobispos y Obispos titulares, órdenes religiosas y congregaciones de Derecho Pontificio, Institutos y facultades Pontificias, Nuncios del Papa y Delegados Apostólicos.

Asistiendo al Papa y actuando en su nombre en el gobierno central y administración de la Iglesia están los cardenales de la Curia Romana.

Arzobispos

Arzobispo es el nombre que recibe un Obispo con el título de una Arquidiócesis.

Arzobispo Metropolitano de la arquidiócesis central de una provincia eclesial que contiene varias diócesis. Tiene todos los poderes del obispo en su propia arquidiócesis y supervisión, y jurisdicción limitada sobre las demás diócesis (llamadas sufragáneas). El palio conferido por el Papa, es el símbolo de su status como metropolitano.

Arzobispo Titular es el que tiene el título de una arquidiócesis que existía en el pasado pero ahora existe sólo en título. No tiene jurisdicción ordinaria sobre una arquidiócesis. Lo son, por ejemplo los arzobispos en la Curia Romana, Nuncios Papales, Delegados apostólicos.

Arzobispo Ad Personam es el título honorífico personal a modo de distinción concedido a algunos obispos. No tienen jurisdicción ordinaria sobre una arquidiócesis.

Arzobispo Primado es el título honorífico dado a Arzobispos de las circunscripciones eclesiásticas más antiguas o representativas de algunos países o regiones. En España, por ejemplo, lo es el Arzobispo de Toledo.

Arzobispo Coadjutor es el asistente del Arzobispo gobernante y tiene derecho a sucesión.

Los Obispos pueden ser:

El Obispo Diocesano es aquel que está a cargo de una diócesis.

El Obispo Titular posee el título de una diócesis que existió en el pasado y ahora sólo existe en título; es normalmente obispo asistente (auxiliar) de un obispo diocesano o arzobispo.

Obispo coadjutor es el obispo asistente (auxiliar) de un obispo diocesano, con derecho a sucesión.

El Vicario Episcopal es un asistente que puede ser o no un obispo, designado por un obispo residencial como su delegado en una parte fundamental de la diócesis, para un determinado tipo de trabajo apostólico.

Nombramiento de los Obispos se realiza luego de un proceso determinado de selección que varía según las regiones y los diversos ritos católicos, pero la aprobación final en todos los casos está bajo la decisión del Santo Padre.

El SINODO DE LOS OBISPOS es una asamblea de Obispos escogidos de las distintas regiones del mundo, que se reúnen en ocasiones determinadas para fomentar la unión estrecha entre el Romano Pontífice y los Obispos, y ayudar al Papa con sus consejos para la integridad y mejora de la fe y costumbres y la conservación y fortalecimiento de la disciplina eclesiástica, y estudiar las cuestiones que se refieren a la acción de la Iglesia en el mundo.

Fue creado por el Papa Pablo VI el 15 de Setiembre de 1965 con el Motu Propio Apostolica Sollicitudo, se aprobó su Reglamento el 8 de Diciembre de 1966, que fue ampliado en los años 1969, 1971 y 1974.” (D.C. 342)

El sínodo depende directa e inmediatamente del Papa, quien tiene la autoridad de designar la agenda, llamar a sesión y dar a los miembros autoridad de deliberar y aconsejar. El Papa se guarda el derecho de elegir al Secretario General, Secretarios Especiales y hasta el 15% del total de los miembros.

Las Autoridades del Vaticano : LA CURIA ROMANA

Es un conjunto orgánico de dicasterios. Se le da también el nombre de Santa Sede o Sede Apostólica, que es propio asimismo del oficio del Romano Pontífice.

Miembros:

Secretaría de Estado
I Sección: Asuntos Generales
II Sección: Relaciones con los Estados

Congregaciones

DOCTRINA DE LA FE
IGLESIAS ORIENTALES
CULTO DIVINO Y DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS
CAUSAS DE LOS SANTOS
OBISPOS
PONTIFICIA COMISIÓN PARA AMÉRICA LATINA
EVANGELIZACIÓN DE LOS PUEBLOS
COMITÉ SUPREMO DE LAS OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS
CLERO
CONSEJO INTERNACIONAL PARA LA CATEQUESIS
INSTITUTOS DE VIDA CONSAGRADA Y SOCIEDADES DE VIDA APOSTÓLICA
EDUCACIÓN CATÓLICA

Consejos Pontificios

LAICOS
PROMOCIÓN DE LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS
COMISIÓN PARA LAS RELACIONES RELIGIOSAS CON EL JUDAÍSMO
FAMILIA
JUSTICIA Y PAZ
“COR UNUM”
PASTORAL DE LOS EMIGRANTES E ITINERANTES
PASTORAL DE LOS AGENTES SANITARIOS
INTERPRETACIÓN DE LOS TEXTOS LEGISLATIVOS
DIÁLOGO INTERRELIGIOSO
COMISIÓN PARA LAS RELACIONES CON LOS MUSULMANES
CULTURA
COMUNICACIONES SOCIALES

Comisiones y Comités

PONTIFICIA COMISIÓN BÍBLICA COMISIÓN TEOLÓGICA INTERNACIONAL
PONTIFICIA COMISIÓN PARA LOS BIENES CULTURALES DE LA IGLESIA
PONTIFICIO COMITÉ PARA LOS CONGRESOS EUCARÍSTICOS INTERNACIONALES
PONTIFICIA COMISIÓN DE ARQUEOLOGÍA SACRA
PONTIFICIO COMITÉ DE CIENCIAS HISTÓRICAS
PONTIFICIA COMISIÓN ECCLESIA DEI
COMISIÓN DISCIPLINAR DE LA CURIA ROMANA

Tribunales

PENITENCIARÍA APOSTÓLICA
TRIBUNAL SUPREMO DE LA SIGNATURA APOSTÓLICA
TRIBUNAL DE LA ROTA ROMANA

Oficinas

CÁMARA APOSTÓLICA
ADMINISTRACIÓN DEL PATRIMONIO DE LA SANTA SEDE
PREFECTURA PARA LOS ASUNTOS ECONÓMICOS DE LA SANTA SEDE

Otros Organismos

PREFECTURA DE LA CASA PONTIFICIA
OFICINA PARA LAS CELEBRACIONES LITÚRGICAS DEL SUMO PONTÍFICE
SALA DE PRENSA DE LA SANTA SEDE
OFICINA CENTRAL DE ESTADÍSTICA DE LA IGLESIA
INSTITUCIONES VINCULADAS A LA SANTA SEDE:
ARCHIVO SECRETO VATICANO
BIBLIOTECA APOSTÓLICA VATICANA
PONTIFICIA ACADEMIA DE LAS CIENCIAS
PONTIFICIA ACADEMIA DE CIENCIAS SOCIALES
PONTIFICIA ACADEMIA PARA LA VIDA
FÁBRICA DE SAN PEDRO
LIMOSNERÍA APOSTÓLICA
OFICINA PARA LOS ASUNTOS LABORALES DE LA SEDE APOSTÓLICA
TIPOGRAFÍA POLÍGLOTA VATICANA
LIBRERÍA EDITORA VATICANA
RADIO VATICANO
CENTRO TELEVISIVO VATICANO
L´OSSERVATORE ROMANO
ENCARGADOS DE LAS EDICIONES SEMANALES

Fuente: es.catholic.net