Jesús en este Domingo quiere derramar todo su amor y misericordia. Él ha venido a buscar a los pecadores, puesto que quiere que todos nosotros nos salvemos. Reconozcámonos pecadores delante de Dios y confiemos en su misericordia. El evangelio de este domingo está en Lc 7, 36-8, 3.

 

Dios te bendice.

Daniel Galaz
Comunidad Canción Nueva

Leave a Reply

Your email address will not be published.