¿Cómo va tu nuevo año? Ya has hecho planes ¿no?
Tú que estudias, trabajas, que tienes nuevos proyectos, o incluso si este año has pensado sólo descansar, seguramente ya has dado una mirada al calendario de este año y habrás llenado ya varios espacios en tu agenda.
Fechas importantes, días especiales, encuentros, actividades, compromisos laborales, familiares, plazos que cumplir y un sin fin de cosas más van apareciendo marcados en tu recargada agenda.
Y es que partimos cada año tan afanados por conquistar el tiempo y dar gobierno a los días que vendrán, que simplemente olvidamos quién es el real Señor de nuestro tiempo y nuestra vida.
Si nuestro Padre Dios es quien nos regala cada día, como una nueva oportunidad para despertar a la vida, ¿no es justo que por lo menos valoremos este regalo y lo dejemos a El ser el Dios de nuestros días?
Que tu agenda no se llene sólo de actividades. Que se llene de Dios, de su voluntad  y de su amor. Vive cada día como un nuevo hoy, único e irrepetible. El ayer ya pasó, el mañana todavía no es… Sólo tienes el hoy que Dios te regala para que lo dejes reinar en medio de tus actividades.
En la medida en que valoremos cada día de este año como don de Dios, y lo dejemos a Él reinar sobre ellos, será menos difícil nuestra lucha diaria contra el pecado. Piénsalo de esta manera: Si la persona que más te ama en el mundo te diera un regalo de valor incalculable para ti, regalo que representa su propia presencia en tu vida, ¿no te esforzarías acaso por cuidarlo celosamente de toda mancha e impureza?
Te invito hermano, hermana, a que antes de seguir preparando tu agenda para este año, ores y le pidas al Dios de todos los días que te muestre su presencia en cada uno de ellos. Que sea Él quien reine en tus planes y te enseñe a valorar cada día para decir con convicción ¡¡Por Hoy No voy a pecar!!
¡¡PHN en la cabeza, en el corazón y en cada día de este nuevo año!!
¡¡Un abrazo en Cristo!!
Esteban Guajardo C.
Familia Canción Nueva Chile.

Leave a Reply

Your email address will not be published.