Es posible que al saber que tendrían un hijo, José y María pensaron en darle el mejor recibimiento, especialmente sabiendo que era el Hijo de Dios, el Mesías por tanto tiempo esperado.

Pero las circunstancias fueron distintas. El lugar donde Jesús nació fue un simple pesebre. No fue un palacio y ni siquiera una casa, sino que un simple pesebre. Y esto no es una coincidencia. Jesús vino a cambiar las cosas, a dar una nueva mirada, y lo hizo desde el momento de su nacimiento. María que guardaba cada uno de estos instantes en su corazón, debe haber notado las maravillas que Dios iba a crear desde este nacimiento en la simpleza. Pero que fuese un lugar humilde, no significaba que iba a estar desordenado o sucio. María se debe haber dado la tarea de arreglar lo mejor posible ese lugar, limpiando y ordenando lo que estaba a su alcance.

Ya hace casi una semana hemos vivido el re-nacer de Jesús en cada uno de nuestros corazones. Tal vez querías que tu corazón fuese un gran palacio para recibir a Jesús, pero concretamente tu corazón estaba más cercano a un pesebre, humilde y tal vez algo sucio y desordenado.

Pídele a María, que fue quien arregló el pesebre donde nació Jesús, que limpie hoy tu corazón. Ella es quien mejor sabe qué necesita Jesús para seguir habitando en tu corazón, y te ayudará con toda su ternura y maternidad a sacar de este humilde pesebre, todo lo que está de más, y ordenará todo lo que sea necesario, sólo confía en ella y en su maternal amor.

Stephanie Silva Contreras

Familia Canción Nueva Chile

Miremos a nuestro alrededor… ¿Qué vemos en esta época? Sí, así es: regalos, cintas, bolsas, etc.

Los regalos más grandes, más adornados, los de papel más bonito, con la cinta más brillante, parecen ser los más atractivos. Es difícil resistirse a la curiosidad de saber qué habrá dentro de ellos.

Imagina que en este momento hay ahí a tu lado un tremendo y hermoso regalo, adornado con grandes cintas, con un papel muy hermoso y brillante…tan tentadoramente atractivo…¿no te aguantas las ganas de abrirlo?, ¡¡¡Pues anda ábrelo!!!, ¡¡¡Quita la cinta y mete tus manos en ese envoltorio, rápido!!!… ¡¡¡Ups!! Mira cómo han quedado manchadas tus manos…¡Qué pena mi hermano, todo lo que había allí dentro era un pedazo de carbón que no ha hecho más que ensuciarte! ¿Lo habrías imaginado? Creo que no.

A veces aquello que nos ensucia el alma viene tentadora y hermosamente adornado. Es fácil así para el demonio engañarnos. El sabe de nuestra debilidad, conoce que somos curiosos casi por naturaleza. Sólo mira los llamados del comercio y del mundo, ¿hay algo de lo que te ofrecen que se muestre como algo desagradable o que podría alejarte de Dios? No ¿verdad? El consumismo, las bebidas alcohólicas, la sexualidad desordenada, las drogas, etc. Todo viene envuelto en un hermoso y engañador envoltorio, que nos hace pensar en lo bien que estaríamos si recibiéramos eso en nuestras vidas. El pecado se disfraza, toma la forma con la que pueda tentar nuestra debilidad. Por eso para ti que estás leyendo en este momento hay un llamado especial en esta época de fin de año, un llamado a estar ATENTO, a mirar con los ojos del corazón para discernir las cosas de Dios.

Vivir el PHN, es vivir día a día ATENTO a desenmascarar el pecado y decir NO, Por Hoy No voy a pecar. Esa es la mejor forma de preparar tu vida para vivir este nuevo año de manera diferente.

¡¡Fuerza hermano, no estás sólo en esta lucha!! un abrazo y a estar ATENTO!!

PHN en la cabeza y en el corazón!!

Esteban Guajardo C.

Familia Canción Nueva Chile

María pertenecía a una parte del pueblo que esperaba con ansias al Mesías. Generaciones tras generaciones lo habían aguardado, y María tuvo la gracia de saber que esa espera ya se iba a terminar, y que de su vientre nacería el Salvador.

Luego de años de espera, solo nueve meses era un tiempo muy corto, tal vez hubiese sido bueno descansar o simplemente seguir la vida tal cual como había sido el último tiempo. A fin de cuentas, solo restaban unos meses para que llegara Jesús. Pero en cambio, el tiempo de espera de María fue un tiempo activo, un tiempo de mayor oración para discernir la voluntad de Dios en su vida y agradecer las maravillas que Dios obraba en ella. De guardar en su corazón cada detalle, desde lo grandioso como fue la visita del Ángel, hasta la ternura del primer movimiento que sintió de Jesús en su vientre.

Junto a la noticia de su maternidad, ella supo que su prima Isabel estaba también embarazada. Isabel era una persona ya de edad, que probablemente necesitaría cuidados. Ante esto María viaja (los caminos de la época no eran los mejores y las formas de traslado tampoco eran las optimas) y cuida a su prima Isabel, dándole también la Buena Noticia de la venida de Jesús.

El significado del adviento se ha ido perdiendo en el tiempo. Cada año vivimos esta espera. Tal vez para ti que te estás acercando a Jesús sea algo que recién comienzas a comprender o para ti que ya llevas tiempo caminando en la Iglesia ya sea sólo una costumbre más. Sin embargo, siempre puede ser una experiencia nueva. ¿Cuántos advientos ya has vivido? y ¿cómo estás viviendo este adviento? María nos invita a que lo que queda de este Adviento sea una novedad, un tiempo de espera activa, orante y atenta. Que nos movamos y veamos quién es nuestro prójimo que necesita de una palabra, de un abrazo, o de oír que Jesús nace, en tú corazón y en todo corazón que se abra a esta Buena Nueva.

Stephanie Silva Contreras

Familia Canción Nueva Chile

Hoy 21 de diciembre, Monseñor Jonas Abib -fundador de la comunidad Canción Nueva- cumple 75 años de vida.

Damos gracias a Dios por la vida y el testimonio de este hombre de Dios, predicador y músico.

Si quieres conocer más de este hombre santo te invitamos a ingresar a:

http://www.cancionnueva.com/2009/09/mi-historia-mi-llamado/

Este sábado 17 de diciembre, a partir de las 10:00 hrs,  la comunidad católica Canción Nueva realizará el encuentro Hosana Chile 2011.

Será un aportunidad para dar gracias a Dios por todas las bendiciones alcanzadas durante el año.

El encuentro que tendrá música, alabanza, prédicas, misa y adoración al Santísimo, se realizará en forma paralela, tanto en Viña del Mar como en Santiago.

En Santiago se efectuará en el Gimnasio Salesianos de Alameda (esquina Cumming). En Viña del Mar, se llevará a cabo en el Auditorio de la Parroquia Nuestra Señora de Los Dolores (Parroquia de Viña).

En Viña del Mar predicará el padre Reinaldo Osorio y también habrá participaciones de la comunidades Gesu Risorto y Milagro de Amor.

En Santiago estarán presentes el padre Albino Tampier y en la predicación Hely Magnoux (La Negra) y Gigi Pizarro.

Ya está confirmada la presencia musical de Sandra Salas y su banda (en Viña del Mar) y del grupo Cristo, Vida y Rock and Roll en (Santiago).