Somos jóvenes representantes de distintas iglesias de una misma ciudad y de la Pastoral Juvenil de Villa Alemana.

Y por lo sucedido en nuestro país, el lamentable terremoto en el pasado 27 de febrero de 2010, queremos pedir a través de ustedes y a todos los jóvenes del mundo que puedan participar en la campaña solidaria, “Fé y esperanza Chile” (“Chile, Faith and hope!”), en ayuda de las miles de víctimas y damnificados.

Para esto ya estamos trabajando, recolectando alimentos no perecibles, útiles de aseo, cobertores, leche, pañales, etc. Pero son muchas las necesidades como: comprar mercadería faltante, arrendar camiones para los traslados, gasolina (logística) y reconstrucción futura de viviendas. Para esto disponemos de la siguiente cuenta:

Cuenta Parroquia San Felipe Neri
0-000-9705014-7
RUT 82.148.623-8 <–(AGREGAR RUT)
Código swit: BSCHCLRM Banco Santander, Oficina Villa Alemana
(enviarla como orden de pago representada por el Pb. Roberto Pinto Urzúa, dirección Berlín 670, Villa Alemana)

 

Patricio Zuleta Parra
Repr. Pastoral Juveni de Villa Alemana
Tel. 56 – 09 – 98174365

El Papa Benedicto XVI envió un mensaje a Mons. Alejandro Goic, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) en el que expresa su profundo pesar y solidaridad por las víctimas y los afectados del terremoto del pasado 27 de febrero. En el texto el Santo Padre alienta a esperanza y la solidaridad cristianas para superar esta adversidad.

El texto señala que “hondamente apenado por la dolorosa noticia del seísmo que ha ocasionado numerosas víctimas, heridos y cuantiosos daños materiales, ofrezco sufragios por el eterno descanso de los fallecidos y elevo fervientes plegarias al Señor, para que conceda su consuelo a los afectados por tan enorme desgracia e inspire en todos sentimientos de esperanza cristiana y de solidaridad fraterna para superar la adversidad”.

Benedicto XVI también alienta a “las comunidades eclesiales, instituciones civiles y personas de buena voluntad, para que, en estos difíciles momentos, presten eficaz ayuda, con espíritu generoso y solícita caridad“.

Finalmente el mensaje del Santo Padre señala que “con estos sentimientos, e invocando la protección de Nuestra Señora del Carmen, imparto de corazón la confortadora Bendición Apostólica, como signo de afecto al amado pueblo chileno”.

Fuente: Aciprensa