El “sí” de María y otros “sí” empezará al revés, o sea, primero el de los otros y, por último, el de María.

Dios toca el corazón de cada hombre y de cada mujer y es nuestro deber respondedle con amor y darle nuestro sí, pero durante la historia han habido muchos “sí”, pero…¿qué pasaría si hubieran respondido con un NO al llamado de Dios?

Pensemos que pasaría con los jóvenes en el día de hoy si, Murialdo, Don Bosco, Maria Mazzarelo, hubieran dicho “no Señor no quiero, que otro lo haga”.

¿Qué pasaria con los pobres en Chile, si el padre Hurtado hubiera dicho “no, que otro lo haga”?.
¿Qué hubiera pasado con pobres y leprosos si la Madre Teresa hubiera dicho “no”?.
¿Qué pasaria con la evangelización el en Brasil y el mundo si el Padre Jonas Hubiera dicho “no”?.

Pues así podríamos seguir citando muchos ejempos, ya que los “sí” han sido muchos pero el “sí” más importante es el de Maria.

¿Qué habría pasado si María hubiera dicho “no”? Pues no tendríamos Salvador.

Cada “sí” para el Señor que das en tu vida puede terminar en grandes cosas para el mundo.

Bendiciones,

Alvaro Admin