Tu vida es un misterio de salvación

Tu vida es un misterio de salvación

Tu historia es una historia de salvación

Una de las señales que demuestran la cura de Dios en la vida de una persona es cuando ella puede ver su historia y no ve solamente los hechos dolorosos, sino que ve su historia como una historia de salvación, se ve como alguien amada por Dios. Quien puede perdonar es señal de madurez en el proceso de sanación, es señal de que está caminando hacia su sanación interior.

José de Egipto demuestra en su historia que fue una persona curada. Dios no nos crea por casualidad, debes entenderte como alguien amado por Dios, tal vez las circunstancias en las que viniste al mundo no fueron las mejores pero Dios te amó y por eso viniste al mundo. No puedes pasartela mirando hacia atrás con pensamientos: “Si mi papá (mamá) fuese así”. ¡No! ¡Mira para el hoy!. El amor de Dios vencerá en tu vida y si realmente El te escogió, El te capacitará.

José de Egipto era amado por su padre. no admitía los pecados de sus hermanos. El demonio pone envidia en nuestros corazones, toma cuidado pues si tienes envidia de los otros, solo verás lo malo, te olvidarás de que Dios te ama y de que tienes valor y dignidad. Los hermanos de José comenzaron a envidiarlo.

.: ¿Qué hacer con la envidia?

Muchos de nosotros en nuestra infancia fuimos librados, el enemigo atacó nuestras vidas, intentó ahogarnos, quitarnos la vida, pero el Señor nos libró. Cuando José comenzó a contar sus sueños, las visiones que tenía de Dios y de las cosas que Dios haría con él, sus hermanos comenzaron a sentir envidia. Si hoy el Señor te revela alguna cosa, guárdala en tu corazón pues si hablas mucho puede que no te entiendan, tal vez ni tú mismo lo entiendas, entonces guardalo en tu corazón.

Los hermanos de José lo vieron y dijeron: “Ahi viene el soñador, ahi viene el que quiere ser mejor que nosotros”, así ellos tuvieron la idea de simular la muerte de José. Tal vez ya pasaste por eso, alguien te hizo daño, abusó de ti y probablemente no lo entiendas pero reza, como José lo hizo, él rezó y esperó en Dios.

historiadesalvacion

Cuando tenemos fe, hasta el demonio trabaja para Dios pues él atenta contra nuestra vida pero esto termina ayudando a que se realice la voluntad de Dios. Entonces los hermanos de José lo vendieron como esclavo, eso es doloroso, fue la acción del mismo enemigo. ¡Cuántos de nosotros ya pasamos por situaciones dolorosas como ésta!. José fue vendido como esclavo y yo me imagino que José rezaba pidiendo a Dios que fuese vendido a alguien que temiese a Dios. No te puedes alejar de Dios, puedes estar viviendo cualquier cosa pero no te separes de Dios, ora y El hará algo por ti.

Cuando José estaba firme, el demonio lo comenzó a tentar en su sexualidad. ¡Cuidado!. Las dos grandes puertas que el demonio usa para arrastrarnos es el odio, la herida y después la impureza. El demonio quiere tomar el lugar de Dios en nuestras vidas, entonces él usa la puerta de la impureza y después la idolatría, pues él se esconde en esas supersticiones, en los falsos dioses, en las entidades. La persona impura se queda vulnerable, después que él entró en su vida él va destruyendo sus relacionamientos y su familia.

Como el demonio no entró por la herida, intentó entrar por la impureza en la vida de José, la mujer del eunuco comenzó a mirarlo con ojos impuros. Tú necesitas cortar con todo lo que te lleva al pecado de la impureza!. La mujer del eunuco empezó a perseguirlo para tener una relación con él, y él se escapó. Si tienes a alguien persiguiéndote, que está enamorado de ti y te persigue para hacerte pecar, no te entregues, no converses con esa persona.

Aquella mujer amenaza con decir que José atentó contra ella pero José se determinó y no cedió, una vez más él quedó mal. José va a la prisión del faraón y sufrió mucho por eso. José podia caer en el juego del enemigo, murmurar, pero él no se entregó y si pasas por una prueba como esa, no te entregues al pecado, permanece en Dios y El estará a tu favor.

José tenia la conciencia tranquila pues estaba con Dios. No hay mejor abogado que Dios, El mandará sus ángeles para protegerte en toda situación. José comienza a orar dentro de la prisión, él comienza a hacer el bien y percibieron que él era diferente, después se volvió el jefe de aquella prisión. Cuando la persona es sanada, intentarás consolarla pero es ella quien te acaba consolando, tienes que tener la seguridad de que Dios está contigo y en tu historia, es una historia de Salvación.

Mira al Señor y entrega tu vida, fue lo que José hizo. El estaba en gracia de Dios, tal vez estamos amarrados y no queremos sufrir, pero si crees en Dios y vives bien tu sufrimiento, verás cómo rápidamente superarás aquel sufrimiento. No te quedes preso al mal que te hicieron, confia, toma la actitud de quien quiere ser curado y verás la gracia de Dios envolviéndote.

Dios manda dos presos del faraón para aquella cárcel, José los ayuda y pide que lo recuerde pero uno de los hombres que sale de al cárcel para servir al faraón, se olvida de José, ¡Qué terrible es la ingretitud que recibimos de las personas, pero no te apoyes en los hombres, cree en Dios! El faraón tiene un sueño y nadie logra interpretarlo, un hombre recordó a José y le dijo al faraón que conocía a una persona que podría interpretar su sueño. José se prepara para encontrarse con el faraón y al interpretar el sueño, se vuelve su primer ministro.

José administraba los alimentos y una gran hambruna tomó la región, José pudo ver a sus hermanos nuevamente pues ellos fueron a buscar alimentos. Muchos de nosotros podríamos pensar en la venganza, era la oportunidad de José para vengarse de lo que sus hermanos le hicieron,, pero él no quiso vengarse, optó por perdonar porque era una persona curada. Si eres una persona con dificultad para perdonar, el mejor ejercicio es perdonar, perdone siempre y serás curado.

.: Perdonar: Primer paso para la sanación interior

José arma una nueva forma para que sus hermanos vuelvan, uno de ellos fue capturado y cuando sus otros hermanos volvieron para buscar alimentos, José se revela como aquel que fue vendido por ellos, preguntó por su papá, los besó y lloró con ellos. El podía haber dado un sermón, podía haber puesto a sus hermanos en la prisión, pero José por ser curado entiende que fue Dios que lo llevó al faraón. Sepa que todo lo que sucedió en tu vida fue permitido por Dios, pues él controla todas las cosas.

¡Perdona a tu papá, a tu mamá, ame! Tienes a Dios y si fue necesario pasar por duras cosas para que llegues hasta aqui, entonces mira tu historia, ella es una historia de salvación. Dios nos ama mucho y por eso mandó a su Hijo para salvarnos, todo su sufrimiento es una invitación de Dios para que te acerques a El.

Fray Josué 
Encuentro de sanacióny y liberación -2009