El Padre Antonio Spadaro destaca los seis grandes desafíos para el anuncio de la fe en el ambiente digital.

Los 6 desafíos para el anuncio de la fe en el mundo digital, según el Pdre. Spadaro
Doctor en Teologia, maestro en Comunicación Social, padre Antonio Spadaro, durante encuentro con comunicadores en Canción Nueva/ Fotos: Wesley Almeida – cancaonova

Evangelizar en el ambiente digital es uno de los grandes desafíos de la Iglesia en los días actuales, pues el internet trajo cambios culturales y también en el modo de relacionarse del hombre.

El especialista en Cyberteología, el Padre Antonio Spadaro, destaca que existen seis grandes desafíos para el anuncio de la fe en el mundo digital, y para tener éxito antes es necesario comprender ese ambiente.

En este contexto, el internet no puede ser pensado como un instrumento para anunciar el Evangelio, sino como un lugar de encuentro con las personas. De esta forma, el empeño es entender como evangelizar dentro de este ambiente.

Sobre esa realidad, el consultor del Pontificio Concejo para la Cultura y Comunicación, Padre Spadaro, también doctor en Teología, maestro en Comunicación Social y escritor de los libros “Cyberteología” y “Web 2.0”, habló a los comunicadores de Canción Nueva el martes 29.

El primer desafío presentado por Spadaro, es el cambio de la pastoral de la repuesta a la pastoral de la pregunta.

El Sacerdote explica que hoy las personas tienen a disposición abundante información: “Ya intentaron digitar en Google una búsqueda ¿y se dieron cuenta que, mientras escribes, el propio sitio completo la frase? Además de ofrecer más de mil respuestas”.

El punto es que todo es respuesta, afirma el padre Spadaro. “Hoy el problema no es encontrar respuestas, sino hacer preguntas”.

De acuerdo con el especialista, las personas no están habituadas a hacer preguntar, colocan una palabra en internet y ya tienen una lista de respuestas, y ante un mundo donde todo es respuesta, las personas no saben cuáles son las preguntas importantes.

Por lo tanto, ¿cuál es el desafío para el anuncio de la fe en ese contexto? El Padre Spadaro afirma que, hasta ahora, los cristianos piensan en el Evangelio como un libro que contiene las respuestas a todas las preguntas del hombre, pero ante la realidad actual eso no basta. “En el mundo en que todo es respuesta, si mostramos un libro que presenta todas las respuestas, el Evangelio será apenas uno más entre todos los otros”.

Los cristianos son llamados a presentar el Evangelio como un libro que contiene todas las preguntas fundamentales para la vida del hombre. “Si el Evangelio no es presentado como una pregunta en tu vida, no tiene ningún gancho real, y ni bien llega una vía más interesante, es dejado de lado…”

El Padre Spadaro destaca que el Evangelio no es una respuesta fácil, entonces se hace necesario crear el “terreno de la pregunta”. “El hombre de hoy tiene necesidad de preguntas. ¿La Iglesia sabe envolverse con las dudas y las preguntas del hombre? ¿Sabe despertar las preguntas que están en el corazón sobre la existencia?”

Los 6 desafíos para el anuncio de la fe en el mundo digital, según el Pdre. Spadaro 2El Papa Francisco, en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, en el número 155, escribe que nunca es necesario responder las preguntas que nadie se hace. El Santo Padre afirma también que es necesario saber inserirse en el diálogo con los hombres de hoy, para comprender sus expectativas, dudas y esperanzas.

Como segundo desafío, el Padre Spadaro destaca el cambio de una pastoral centrada en contenidos, para una pastoral centrada en la persona.

El sacerdote explica que antiguamente, las personas necesitaban someterse a la lógica de la programación de una TV o Radio y esperar el horario definido para ver el programa que prefería. Hoy, con el internet, eso cambió. Dispone de contenidos y de la libertad para hacer uso en cualquier momento.

Es como si varios contenidos orbitaran alrededor de la personas. Esa es la lógica de los nativos digitales, en el centro está en la persona y no en el contenido, y ésta ya no necesita adecuarse a una programación.

El riesgo de la Iglesia es volverse una “contenedora de información”. “La comunicación de la Iglesia corre riesgo de volverse como una televisión, que se vuelve un barullo de fondo, que hace compañía, pero que no toca verdaderamente la vida. Concinas, escribís… y la televisión está allá hablándote”, alerta el Padre Spadaro.

Según él, la lógica de la programación no funciona más. “Es lo que está haciendo el Papa Francisco, él no es un revolucionario en los contenidos; habla del Evangelio, sino que está conectando el contenido a la persona. O sea, respondiendo a esa lógica centrada en la persona y no en el contenido”, aclaró.

“Mira la expresión del Papa: no mira la masa, sino que es tocado por cada uno. Donde el contenido más fuerte no son las palabras que dice, sino la palabra que encarna sus sonrisa, su abrazo, su cariño…”, añadió.

Para el sacerdote, el mensaje solo no evangeliza, sino la relación que se crea, el mensaje del Evangelio que se encarna. “Colocar mensajes del Evangelio, florcitas, santitos en las redes sociales: eso no es evangelización. Es muy meloso, es mostrar que es bello ser ateo. El secreto es crear una relación”.

Dando continuidad, el padre Spadaro, presentó el tercer desafío: pasar de la pastoral de la transmisión a la pastoral del testimonio.

Según él, la eficacia de la evangelización está en no en comunicar información, sino colocar contenidos en las redes sociales que comuniquen a uno mismo.

“La única forma de dar un mensaje es siendo tú mismo. La fe no es un mensaje neutro, debe envolverte a ti. Evangeliza más una foto tuya comiendo pizza con tus amigos, que una frase del Evangelio que un ángel sonriendo. Si asumes este paso, tu forma de evangelizar cambiará radicalmente”, dijo.

En este sentido, el consultor del vaticano apunto el cuarto desafío dirigido a la proximidad entre las personas, comparada con la parábola del Buen Samarita. Se trata de salir de la propaganda para la pastoral de la proximidad.

“El Buen Samaritano no es un periodista, es un prójimo que toca a otro. La imagen del Buen Samaritano significa que debemos ser tan buenos en el uso de los medios al punto de calentarlos, lo que te alcanza físicamente. El buen samaritano es la verdadera imagen de los comunicadores”.

Según el padre, la comunicación no puede ser la pastoral que se apodera del rebaño, debe transformarse en un apostolado que va al encuentro de las personas.

Los 6 desafíos para el anuncio de la fe en el mundo digital, según el Pdre. Spadaro 1“¿Cómo anunciar a Cristo en este contexto?” preguntó el sacerdote, respondiendo en seguida: “cuando tenemos nuestro perfil de Facebook, estamos preocupados en colocar cosas y no escuchamos lo que los demás tiene para decirnos. Evangelizar, como Jesús no enseña con los discípulos de Emaús, es involucrarse en la conversión de los otros”.

Quinto desafío, según el Sacerdote, es convertir la pastoral de las ideas en la pastoral de la narración, visto que las personas están interesadas en historias y no en ideas. Explica que, en tiempos de redes digitales no es posible comunicar solo frases, palabras que no significan nada, hay que contar la experiencia vivida con el mensaje.

“Si hiciste una experiencia con el amor de Dios, no puedes comunicar eso diciendo solo: Dios es amor. Lo único que realmente toca son las historias de vida, el testimonio. Las personas son tocadas por la narración de la historia de tu experiencia con el amor de Dios”, explicó el sacerdote, enfatizando la creatividad como fuerte herramienta de la evangelización de la generación Y.

“Tenemos que aprender a ser creativo. Si de verdad queremos entrar en la vida de las personas tenemos que contar historias. Las historias conviertes, las ideas no”, afirmó.

El sexto y último desafío da entorno a la vida interior y de la interactividad. El Padre Spadaro explicó que no se trata de despreciar una realidad y detenerse en otra. Consideró que los jóvenes de hoy tienen una gran capacidad para la experiencia espiritual por medio de interactividad. “Si no interactúan, no hacer la experiencia”.

“Si tienes una vida pobre, tu comunicación será pobre. Si tienes una vida rica, tu comunicación será rica. Si haces una experiencia con la gracia, entonces tu comunicación será fuerte”, concluyó afirmando la relación entre la vida interior y la interactividad, muy presento en los nativos digitales.

Noticias Cancao Nova

 

 

El tesoro

 

El tesoro del reino de los cielos

¿Cuál es el precio de un avión que se estrelló? ¿Cuánto valen las armas usadas en los innumerables conflictos que están aconteciendo? ¿Cuánto valen las víctimas de la violencia segadas en cada minuto en el mundo? La vida es menospreciada, transformada en mercadería y en espectáculo. Se multiplican las imágenes que corren por el mundo, donde los modernos equipos electrónicos registran y divulgan asaltos, asesinatos, uso y abuso de drogas y otras escenas, frente a las cuales corremos el riesgo de acostumbrarnos y acomodarnos.

Tesouro.jpg

Muchas personas se aterrorizan con las escenas recientemente divulgadas, en las que se ve tráfico de drogas abierto y sin ningún control por parte de las autorodades. Pero aún nos asustamos cuando esta grave llaga social puede ser legalizada. Estamos en el ojo del huracán de un gran cambio de época, en el cual los valores son puestos en cheque y todos son conducidos, a la buena o a la fuerza, a rever sus criterios y tomar nuevas decisiones. Sin alarmismos, es bueno saber que el tiempo de decisión ahora es nuestro.

Hace algunos años se difundió una canción del Padre Zezinho llamada “Vocación”. En su momento fue una voz profética, y hoy continpua resonando con más fuerza aún, provocando decisiones y elección de valores. ” Si escuchas la voz del viento llamando si cesar, la decisión es tuya, la decisión es tuya. Son muchos los invitados, casi nadie tiene tiempo. Si escuchas la voz de Dios llamando sin cesar, si escuchas la voz del mundo queriendo engañarte, la decisión es tuya, la decisión es tuya. Son muchos los invitados, casi nadie tiene tiempo .  El trigo ya se perdiópasando hambre de Dios. La decisión es tuya, la decisión es tuya. Son muchos los invitados, casi nadie tiene tiempo”. 

Consideradas las debidas proporciones, todas las eras en la historia de la humanidad estuvieron envueltas por grandes crisis. Muchos regímenes cayeron no solo por las circunstancias políticas o económicas sino corroídos por dentro en sus eleccioens humanas, con las que se desgastaron en la corrupción de las costumbres.   La búsqueda desenfrenada de propiedades y riquezas a cualquier costo, la sed del placer y la ansia del poder fueron y aún son ídolos  grandes y destructores. Del gran y definitivo evento de la salvación operada por el Mistério Pascual de la Muerte y Resurrección de Jesucristo, hasta aqupi, la Iglesia ha anunciado el Reino de Dios, que corresponde a la gran pasión de la prédica del Señor. Surgen, crecen, se consolidan, entran en decadencia los muchos reinos del mundo y todos ellos, sin excepción, confrontados con los valores del Reino de Dios pueden ser revistos o superados.

¿Dónde está el Reino de Dios? ¿Cómo se manifiesta su fuerza? Lo que muchas personas llamaron minorías abrahamicas está presente en medio del mundo.  Hay muchas peronas y grupos que acogen con agrado la Palabra de Dios. algunos a escondidas o anónimamente, usan otros criterios, plantan semillas de una vida familiar sólida, acogen el don de la vida, sin deshacerse de la prolé, otros mantienen sus manos limpias y el corazón puro  (Cf. Sl 14), porque decidieron entrar en la Casa del Señor. Frente al cambio de época, delante de las crisis y la fragilidad de las instituciones, cada persona deberá tomar sus decisiones. “Buscad pues su Reino, y esas cosas se les dará por añadidura. No tengas miedo pequeño rebaño, pues fue del agrado del Padre darte el Reino. Vended vuestros bienes y da limosna. Hagan bolsas que no se malogren, un tesoro en el cielo que no se acabe, ahí el ladrón no llega ni la polilla come. Pues donde esté vuestro tesoro, estará también vuestro corazón” (Lc 12, 32-34).
Jesús compara el Reino con un tesoro escondido en un campo (Cf. Mt 13, 44-52).

Encontrarlo es la alegría de la vida del hombre. La belleza del encuentro y la alegría de haber descubierto el sentido para la existencia hacen que la persona deje todo lo que fue el sustento para su vida, por un mayor tesoro.  Simplemente sucede. Es un regalo de Dios, reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz. Atrás quedan todas las mezquindades que atraían tu corazón, tu mirada, se invierten las prioridades, se vuelve libre para mirar hacia adelante y hacia lo alto.

Pero el Reino de Dios tamboén es comparado con un comerciante que busca perlas preciosas. También vende todo para adquirir lo que corresponde a su búsqueda. En una época en que el “sueño del consumo” es usado y abusado para que personas de todas las edades gasten hasta lo que no tienen para realizarlo, el Evangelio habla de otras riquezas. Dependiendo de cuanto el discípulo de Cristo fue tocado por el Reino de Dios, más se siente seguro y tomará decisiones que cambiarán el rumbo de su vida.

=>El tesoro que el mundo busca

Encontrar y buscar, dos actitudes plenamente humanas, correspondientes a las riquezas del don de Dios que no nos hizo para la mediocridad ni para la comodidad. Fuimos creados por el Señor para edificar el mundo mirando hacia lo alto. en el modelo de la vida de Dios, que es Padre e Hijo y Espíritu Santo. Mirando en Dios encontraremos también aquí en la tierra la plenitud de la realización y de la alegria. Nadie entiende tanto de humanidad como el Señor pues fue El quien nos creó y nosotros no nos realizaremos, andaremos inquientos mientras nuestro corazón no repose en su regazo.

En el Evangelio de San Mateo, el magnifico sermón de las Parábolas, se termina con una consoladora y provocante palabra, precedida de la lección sobre la red lanzada en el mar de la existencia, mientras dure este mundo.  Hasta entonces, quien se deja instruir en las cosas del Reino, sacará de los tesoros de la vida lo mejor, de lo nuevo y de lo viejo, ejerciendo sabiduría que es un don propio de Dios. No tendrá miedo de los cambios y no se dejará afectar con todas las eventuales convulsiones de su tiempo pues habrá escogido lo mejor, para ofrecer a la humanidad su contribución, su tesoro inigualable.

Es al Señor a quien pedimos tantas gracias: “O Dios, sois el amparo de los que en tí esperan y sin vuestro auxilio, nadie es fuerte, nadie es santo, redoblad de amor con nosotros, para que conducidos por ti, usemos de tal forma los bienes que pasan, que podamos abrazar los que no pasan.

Monseñor Alberto Taveira

 

Jesús nos consagró para que seamos santos

Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía; antes de que tú nacieras, yo te consagré, y te destiné a ser profeta de las naciones

(Jer 1,5).Blog110506891_671573439590649_2575439053110474482_o

Jesús nos consagró para que seamos santos para el cielo, porque nuestro destino y nuestro lugar es el cielo. Tal vez no llegues a ser un profeta como Jeremias o  Isaías, pero Dios quiere hablar através tuyo  y por tus palabras llevar tu testimonio a otras personas. Tu vida necesita hablar mucho, más que tus palabras, pero éstas también son necesarias, porque muchos necesitan escucharlos y ver tu testimonio de vida.

Dios quiere que la vida sea una visión para otras personas, de una forma que pueda testimoniar la misericordia y el amor del Señor. Dios pidió a Jeremias que no tuviera miedo, porque Él lo defendería. Por eso, hizo un gesto bellisimo al tocar la boca del profeta para que él pudiera llevar Su Palabra a los otros. Por lo tanto, debemos aceptar ese llamado a ser profetas con nuestras palabras y nuestra vida.

Recemos: “Pon, Señor tu mano en nuestra boca y en nuestro corazón para que podamos anunciar Tu Palabra con nuestra vida”

Lee más:
=>Jesús es la semilla que se dio por nosotros

Traducción: Thaís Rufino de Azevedo

40-monsenhorTu hermano,
Monseñor Jonas Abib
Fundador de Comunidad Canción

 

 

El Papa felicita a un sacerdote de 90 años por su labor en varias parroquias

25/07/2014

El sacerdote español D. Ricardo Bárcena lleva 62 años al frente de un numeroso grupo de parroquias de la montaña cántabra

Ricardo Bárcena Bárcena, un sacerdote español de casi 90 años que atiende varias parroquias de montaña, el sábado pasado se presentó llorando frente a sus feligreses en el pórtico de la iglesia de Miera. El sacerdote contó a los presentes que acababa de recibir una carta del papa Francisco escrita de su puño y letra.

En ella, “el Santo Padre le felicitaba por continuar, a pesar de sus casi noventa años, al frente de un numeroso grupo de parroquias repartidas en un área abrupta y empinada de la geografía de la Diócesis de Santander donde existen varios pueblecitos diseminados y con pocos vecinos”, explica la nota difundida por la diócesis de Santander.

En la carta, el papa Francisco le comunicaba al padre Ricardo Bárcena que había sabido que llevaba 62 años al frente de las parroquias de Miera, Mirones, San Roque de Río Miera, Valdició y Calseca. “Un testimonio como el suyo, me fortalece en la fe y en el amor a la Iglesia. Gracias de corazón”, indica el Papa en la carta.

“Con sacerdotes como usted -continua Francisco-, que a los 90 años sigue diciéndole a Jesús que es su ‘niño pequeño’ y que lleva sobre los hombros varias parroquias, me hace sentir que la iglesia es joven”. Finalmente, el Pontífice le pide “que rece y que haga rezar por mí. Y que Jesús le bendiga y la Virgen Santa le cuide”.

Fue un grupo de fieles, junto al diácono permanente que presta apoyo en una parroquia local, Gervasio Portilla, quienes animaron a D. Ricardo a que escribiera una carta al papa Francisco y le contara, a modo de testimonio, “que a pesar de sus casi 90 años, sigue manteniendo el entusiasmo pastoral y las ganas de continuar sirviendo a las gentes de estos pueblos con su ministerio”.

Y así, el sacerdote decidió escribir la carta en la que contaba que desde el principio “me enseñaron a ser un cura de pueblo” y a querer a su Virgen de Miera, “contagiándome así el cariño”. D. Ricardo también le contaba a Francisco que continua sirviendo a sus parroquias “con mis casi 90 años, con limitaciones de mi carnet de conducir y de mis facultades físicas”. Finalmente, le pedía al Santo Padre “su bendición, y que le diga a Jesús que fui, soy y seré su niño pequeño, y que necesito de su ayuda”.

Por su parte, el obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez Zamora, al conocer la noticia de la carta del Papa, “se alegró profundamente” y llamó por teléfono a D. Ricardo “para felicitarle y acompañarle en su gozo”. Del mismo modo la alegría ha sido compartida por los sacerdotes del arciprestazgo de Ntra. Sra. La Virgen de Miera que le han dado la enhorabuena.

Fuente: ZENIT.org

 

 Cultivemos la semilla de la Palabra de Dios en nuestros corazón

 

  

Abramos nuestros corazones para acoger y para cuidar de de la semilla de la Palabra de Dios, que es sembrada en nuestros corazones.

Cultivemos la semilla de la Palabra de Dios en nuestros corazón 2

Otros granos, finalmente, cayeron en buena tierra y produjeron cosecha, unos el ciento, otros el sesenta y otros el treinta por uno” (Mt 13,8).

¡Amados hermanos y hermanas en el Señor, es siempre una novedad para nosotros escuchar la parábola del sembrador! Ella nos muestra la envergadura y la proporción del Reino de Dios presente en medio de nosotros. La Palabra de Dios es como una semilla. Permíteme decirte: no desprecies la semilla, no pienses en una cosa pequeña e insignificante. Muy por el contrario, en la semilla esta toda el árbol en potencia; en la semilla esta la potencialidad de lo que el árbol va ser después. Así como yo no puedo despreciar el óvulo, porque allí está toda una vida humana, esta toda la potencialidad de una vida a ser desarollada, no puedo despreciar la Palabra de Dios que viene en semilla a mi corazón.

Somos muy ansiosos, deseamos que el fruto venga todo listo, crecido y maduro y no tenemos la paciencia de cultivar y de cuidar de la semilla para que crezca y produzca muchos frutos en nuestras vidas. Entonces la primera cosa necesaria, para que eso ocurra, es abrir el corazón para acoger y para cuidar de la semilla de la Palabra de Dios que es tirada en nuestro corazón.

Yo estoy sembrando esta buena semilla ahora en tu corazón, que escuchas cuando te abres a la Palabra de Dios, cuando escuchas esta misma Palabra en la predica, en la homilía de la Santa Misa y en el grupo de oración.

Todo depende de ti y mí, depende de nosotros cuidar la buena semilla que es tirada en nuestro corazón. Esta semilla puede producir muchos frutos y frutos abundantes – treinta, sesenta o ciento por un fruto. Pero no va producir frutos si los pájaros de la distracción nos la roba (y cuantas son las distracciones que nos quitan la concentración, de lo esencial y que viene robar la fuerza de la Palabra de Dios en nosotros!), y si somos robados por las distracciones, necesitamos cuidar para no ser como aquel terreno pedregoso que no tenía profundidad, donde la semilla cae y no va seguir porque le falta un terreno sólido y profundo. Cuando acojo la Palabra de Dios y no la miro de una forma superficial, sino que permito que penetre en las raíces de mi corazón y de mí vida produce muchos frutos.

¡Por otro lado, necesitamos cuidarnos de tener excesos de preocupaciones y riquezas! Estos excesos de preocupación son como que espinas que sofocan la Palabra de Dios que fue sembrada en nuestro corazón. Si vencemos las distracciones, los problemas, los excesos de preocupación y, sobre todo, la superficialidad de nuestro corazón, esta Palabra cae como una lluvia, llena de gracias para hacer el Reino de Dios una realidad en nuestra vida y en nuestro corazón.

¡Dios te bendiga!  

Lee más:
=>El Señor nos libera del poder de la muerte y de la esclavitud del pecado

Traducción: Thaís Rufino de Azevedo 

Padre Roger
Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva

 

El Papa Francisco exhorta a tomar conciencia de los

valores universales de la paz y la solidaridad

 
Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

VATICANO, 23 Jul. 14 / 02:17. En un mensaje a los participantes de la manifestación “Fly for peace”, el Papa Francisco exhortó “a favorecer la toma de conciencia de los universales valores de la paz y de la solidaridad”.

Así lo expresó en el texto firmado por el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, con ocasión de la primera edición de esta manifestación celebrada en Trapani (Italia).

Según informó Radio Vaticano, el mensaje fue leído durante la Misa que el Obispo de Trapani, Mons. Pietro Maria Fragnelli presidió el domingo 20 de julio en la Plaza Vittorio Emanuele, donde también concelebraron el Obispo de Mazara del Vallo, Mons. Domenico Mogavero; y el presidente de “Fly for peace”, el P. Antonio Tofanelli.

El Santo Padre también pidió privilegiar “el diálogo como forma de encuentro, para escapar de la globalización de la indiferencia, que hace que se acostumbre, lentamente, al sufrimiento del otro”.

“Fly for peace” es una iniciativa que busca volver a colocar en el centro del interés internacional la urgencia de la paz, de la cooperación y del diálogo entre las culturas y las religiones en las diversas realidades del Mar Mediterráneo, valorando la vocación de Sicilia en el proceso de integración y de solidaridad entre las personas, como lo testimonian también las trágicas vicisitudes relacionadas con los desembarques en las costas de la región de miles de inmigrantes.

En el mensaje, Francisco encomendó los frutos de la manifestación – que se sirve de la colaboración de la patrulla acrobática de las Flechas tricolores de la Aeronáutica militar italiana – a la intercesión de María, “para que las poblaciones de Sicilia y del Mediterráneo estén colmas de prosperidad y de esperanza”.

 

Etiquetas: Vaticano, Paz, Papa Francisco, Oración por la paz

PHN: Dios envía sus ángeles para fortalecerte

 

Después se alejo de ellos como a la distancia de un tiro de piedra, y doblando las rodillas oraba con estas palabras: Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Entonces se le apareció un ángel del cielo para animarlo. Entró en agonía y oraba con mayor insistencia. Su sudor se convirtió en gotas de sangre que caían hasta el suelo” (Lucas 22, 41-44).

Dios envía los ángeles para te fortalecer 2

Era costumbre de Jesús subir al monte de los Olivos, la palabra dice que Jesús siempre iba rezar en aquel lugar. Jesús tenía la costumbre de orar, la persona que quiere vivir el PHN necesita acostumbrarse a rezar. No una oración improvisada, no podemos tomarnos vacaciones. Un joven PHN es entrenado en la oración y no reza solo, es necesario tener un grupo de amigos que quiere vivir el PHN. Si quieres volver para aquel grupo que no quiere saber nada con nada, no podrás vivir el PHN. Para vencer esta batalla es necesario tener al lado personas que quieran vivir la misma cosa, no puedes vencer solo.

Recen para no caer en tentación. ¿Jesús dice que recemos para no tener tentación? El Evangelio está diciendo recemos para no caer en tentación. Deja de ser tonto, no viniste a Canción Nueva para hacer un curso y convertirte en ángel, continuarás teniendo tentaciones.

Es lindo ver a todo el mundo junto, y necesitamos de amigos que quieren luchar junto conmigo para vivir el PHN. ¡Pero existe una lucha que no es gruoal, es solamente para ti! Tú tienes tu lucha, “no quieras a los otros culpar”, no culpes tu novio, a tus amigos ni a tus padres, existe una lucha que es solamente tuya.

En el momento de mayor dificultad, Jesús nos enseña a doblar las rodillas y comenzar a rezar. En los momentos de mayor tentación no estás huérfano, a ejemplo de Jesús, clame al Padre. Jesús reza con el cuerpo y con alma, y no dobla solamente sus rodillas, sino también dobla su alma.

En ese momento, la Palabra dice, que apareció de lo alto de los cielos un ángel que lo ‘fortalecía’, no apareció un ángel que iba a luchar por él, que iba a salvarlo de la lucha. El ángel lo fortaleció para luchar. Juntos vamos luchar por el bien, pero es necesario que cada uno tenga el valor de luchar para vencer sus batallas personales.

Una gran señal de que estas luchando el PHN es que van aumentar las tentaciones. Si tu vida está demasiado fácil desconfía. ¿Crees que vas parar de pensar en lo pensabas? ¡Claro que no! Cuando estés en la capilla rezando, y en aquel clima cierras los ojos, comienzas a rezar y de repente va apareciendo en tu cabeza imágenes de todas las bocas que ya besaste, de todas las camas donde ya has dormido. Estás allí rezando y comienza a venir a tu memoria todas aquellas porquerías que ya viviste. ¡Solo puede ser del diablo, pero no es! Es de ti mismo que viene todo eso.

Mis hermanos vamos entrar en agonía en el momento orar, porque existe en nosotros una lucha para no doblarnos a la voluntad de Dios. Existe una lucha, porque quieres el pecado, y quieres también ir al cielo.

Existe una lucha, no seamos inocentes, útiles en mano de Satanás.

No se puede rezar y pedir no tener tentaciones, no te engañes, tendremos tentaciones y por eso es Por Hoy No, es necesario rezar todos los días para doblegarse ante la voluntad del Padre.

Si Dios envió a un ángel a fortalecer a Jesús que era Dios, ¿Piensas que no va a enviar un ángel para fortalecernos a ti y a mí no somos nada?

Y sí, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Pero cuando hago lo que no quiero, no soy yo quien lo hace, sino el pecado que reside en mí. De esa manera, vengo a descubrir esta ley: queriendo hacer el bien, se me presenta el mal. Porque de acuerdo con el hombre interior, me complazco en la Ley de Dios, peo observo que hay en mis miembros otras ley que lucha contra la ley de mi corazón y me ata a la ley del pecado que está en mis miembros” (Rom 7, 19-23). ¿Será que es más fácil para quien vive mucha cosas erradas no vivirlas más, o para aquel que nunca vivió y que se queda pensando en todo lo que podría hacer? No sé, pero cada uno tiene su lucha y en el momento de la tentación reza con más insistencia.

Dios envió un ángel para fortalecer Jesús, y está enviando un ángel para fortalecernos ya que somos tentados todo el tiempo. Si estoy solo viene la tentación, si estoy en el grupo viene tentación, si estoy en la escuela viene tentación. Cambia eso, si estoy solo oración, si estoy en el grupo oración, si estoy en la escuela oración.

PHN: Los ángeles nos conducen a la voluntad de Dios
PHN: ¡No desanimes, valiente guerrero!
PHN: Los ángeles y la divina providencia
PHN: Constancia, valiente guerrero
PHN: Hagan todo lo que Él les diga
PHN: Levántate, valiente guerrero!
PHN: Hago reposar sobre Él mi Espiritu

Padre Fabricio
Sacerdote misionero de la Comunidad Canción Nueva
Prédica durante el Campamento PHN 2014

PHN: Hago reposar sobre Él mi Espíritu

En la primera lectura, el pueblo de Dios, al desviarse de Él, entro en pecado y cometer errores; a causa de eso la desgracia cayó sobre ellos. El Señor no quería eso, pero la consecuencia de los pecados los llevó a eso. Dios habla con dolor de corazón y apenas anuncia lo que va a suceder.

El salario del pecado es la muerte. El Señor no quiere que sea así, pero necesita declarar eso. Esa es la principal razón por la que debemos huir del pecado, porque corta nuestra relación con Dios Padre; y donde entra el pecado entra el desorden, la desgracia y el desastre.

Hago reposar sobre Él mi Espíritu 2

En el Evangelio de hoy (Mt 12, 14-21), vemos algo desastroso. Los fariseos, hombres que se esmeraban en cumplir la ley, tramaron un plan para matar a Jesús. Más allá que ellos tuvieran sus planes, la multitud seguía a Jesús y Él realizaba milagros a favor de ellos. Los “injustos” tenían un plan para matar a Jesús, pero la multitud pobre, simple de corazón, abierta al Señor y deseosa de Dios, seguían a Jesús y Él realizaba numerosos milagros.

El Evangelio muestra que Jesús estaba totalmente al servicio del Padre, y lo que se dice sobre Jesús, Dios quiere que se diga de nosotros también. Que seamos siervos de Dios en primer lugar, dispuestos a hacer su voluntad por encima de todo.

El Señor nos quiere en las palmas de sus manos, para poder ampararnos y guiarnos.

“Electo” quiere decir “escogido”, del latín “amar”. Por lo tanto, Dios te eligió por amor. Eres un elegido del Señor. El Padre te eligió, te eligió por amor, por puro amor. No tenías ningún mérito, pero por gracia, te eligió.

¡Mira qué declaración linda del Señor para nosotros! Somos siervos, somos los elegidos a quien el Señor quiere dar todo su afecto. El Padre que ama su Hijo Jesús, también te ama. El Padre que pone su amor en su Hijo Jesús, la deposita también en ti.

Estamos, en estos días, escuchando el tema de este campamento: “¡Coraje, valiente guerrero!”. Palabras que Dios dijo a Gedeón, en un tiempo de grandes desastres. Hoy, el Señor las repite a nosotros.

La Palabra del Señor continúa: “Y el Espíritu reposó sobre él”. Siempre me llamó la atención el término “reposar”. Investigando, descubrí que el mismo se utilizó en la creación del mundo, donde el Espíritu reposó sobre el caos y ordenó todo. El Espíritu Santo quiere reposar sobre ti y hacer de ti una criatura nueva, totalmente nueva. La inmensa gracia que hemos recibido es la del Espíritu Santo, que comenzó en 1967 y sigue sucediendo hasta hoy, transformando a las personas. Yo puedo decir que la inmensa gracia ocurrió en mi vida, es la del Bautismo en el Espíritu Santo. ¡Fui totalmente transformado! Esa transformación se fue dando de a poco. Dios fue realizando maravillosos cambios en mi vida. Hoy ya no soy el mismo. Sé que hay mucho aún, pero día a día el Espíritu va transformándome.

Necesitamos ser bautizados continuamente en el Espíritu Santo. Permita que esa experiencia se prolongue en ti y se haga siempre nueva. Como una planta, que siempre se renueva, el bautismo en Espíritu quiere renovarse en ti.

Como el Espíritu Santo es “Santo”, Él va a transmitir aquello que Él es. Ser santo es su esencia. Donde el agua está, está mojando; donde el fuego está, está quemando; donde el Espíritu está, está santificando.

Cuanto más te apartes del pecado, más santo serás. Así, tendrás cada vez más inmunidad ante el pecado. Es lo que el Señor tiene para nosotros. Si aún no recibiste la gracia del Bautismo en el Espíritu, hoy el Señor te la quiere dar.

Cuando recibí la gracia del bautismo en el Espíritu, no entendía mucho, pero la deseé desde el fondo de mi corazón. En ese momento, ni sentí grandes cosas, pero los efectos fueron apareciendo con el tiempo. Tú también tienes que desear recibir esa gracia.

Cuando queremos, pedimos. ¡Entonces pide! El Señor quiere concederte el bautismo en el Espíritu.

Vemos, en el final del Evangelio, el porqué del bautismo en el Espíritu Santo. “Para que lleva a las naciones la verdadera religió”. El Señor quiere que llevemos el Evangelio hasta los confines de la Tierra. No sé cuál es tu campo de evangelización, pero Dios sabe. Y cuando te abres, Él irá alargando ese campo. Dios quiere que seas un apóstol, un evangelizador. ¡Cuánto necesita nuestro pueblo la Palabra de Dios! ¡Cómo necesitamos del Evangelio vivido! ¡Cuánta transformación, cuando dolor y cuanto sufrimiento! Pero el Señor quiere hacer nuevas todas las cosas; quiere, por medio de nosotros, llevar eso a las naciones.

PHN: Los ángeles nos conducen a la voluntad de Dios
PHN: ¡No desanimes, valiente guerrero! 
PHN: Los ángeles y la divina providencia
PHN: Constancia, valiente guerrero
PHN: Hagan todo lo que Él les diga
PHN: Levántate, valiente guerrero!

Monseñor Jonas Abib (Fundador de la Comunidad Canción Nueva)
Prédica durante el Campamento PHN 2014