¿Cómo vencer las tentaciones de la carne?

Por tanto les pido: Caminen según el Espíritu y no se dejen arrastrar por los apetitos desordenados. Porque esos apetitos actúan contra el Espíritu y el Espíritu contra ellos” (Gal 5,16-17).

San Pablo, escribiendo a los gálatas habla de vida carnal, refiriéndose a la impureza, la inmoralidad sexual, libertinaje, envida, discordia, borracheras, orgías, celos, ira y otras cosas semejantes (Gal 5,19-21) Dando secuencia a los versículos, él resalta: “todos los que viven de esa manera no heredarán el reino de Dios”.

Cómo vencer las tentaciones de la carne 2

¿Ya tuviste la horrible sensación de ser vencido(a) por las tentaciones de la carne? Si la respuesta fue “si”, ¡no te asustes! Yo también ya la tuve y si no me cuido y me disciplino, seré vencida siempre. El enemigo de Dios está constantemente rodeándonos, listo para devorarnos, por eso es necesario vigilar y mucha oración.

Si no te mortificas, nunca serás un alma de oración. Ningún ideal se torna realidad sin sacrificio” (San Josemaria Escrivá).

Generalmente somos tentados en nuestra mayor debilidad. ¿Cuál es tu punto débil? ¿Tu sexualidad, temperamento, la gula, la envidia, los celos, la discordia? Di ahora el nombre de tu debilidad para ti mismo (a). Después de responder, tal vez tu próxima pregunta sea: “¿Qué hacer en esos momentos donde me siento impotente ante las tentaciones y qué hacer para vencerlas?”.

Primero: Huir de las ocasiones de caída y no buscarlas. Si esperamos huir cuando ya nos está envolviendo, será muy difícil resistir. Más allá de huir, no podemos ser ocasión de pecado para las personas que conviven con nosotros.

Segundo: sólo con el espíritu fortalecido será posible dominar los impulsos de la carne. Venceremos y dominaremos nuestra carne con la oración y la intimidad con Dios, buscando los frutos del Espíritu que son: alegría, amor, paz, paciencia, amabilidad, mansedumbre, dominio propio, este, sobre todo, conseguimos con mucho esfuerzo, y haciendo mortificaciones, o sea, renunciando a eso que nos gusta mucho: gaseosas, dulces, etc.

¿Por qué eso es importante? Porque quien no domina la boca, generalmente, tiene una gran dificultad para controlar sus impulsos sexuales. Esa frase que un día escuché de un sacerdote, maestro en teología moral, me llevó a hacer una gran reflexión. Dios realizó muchas liberaciones en mi vida a partir del momento en que gravé eso en mi mente y en mi corazón.

“Sin disciplina no hay santidad” (Padre Jonas Abib). Nuestra vida espiritual debe ser reglada y planificada, Por eso, no podemos dejar la oración como última tarea.

Al despertar, ya necesitamos consagrar al Señor todo lo que vamos a vivir en nuestro día, nuestros pensamientos, nuestro deseo de vivir la castidad, las personas con quienes nos relacionaremos y recordar: necesitamos huir de las ocasiones de pecado y no ser ocasión de caída para otras personas. Que todo nuestro día sea una oración traducida en acciones. No sirve orar y no colocar en práctica aquello que Dios nos pide.

¡Y Él todo lo ve! No quieras probar nada a nadie.

Mensualmente, cuando sea posible, busca ser orientado por un sacerdote o director espiritual de tu confianza. Haz mortificaciones que te ayudarán y te llevarán a una madurez, a un control y equilibrio afectivo-sexual.

Eso es posible y con la ayuda del Espíritu Santo podrás vencer las debilidades de la carne.
Le he dado a Dios la victoria en mi afectividad y en mi sexualidad. Digo que es difícil, pero es posible.

¿Quieres vencer?

Comienza ahora con una buena confesión, sin miedo. ¡El Señor está contigo!

¡Mucha oración y mucha disciplina!

Unida en oración.

Ana Neri
Misionera de la Comunidad Canción Nueva desde 1998.

No sabemos con seguridad que va primero: ¿Quién ama educa o quien educa ama?

“Leyendo aprendemos a leer; escribiendo aprendemos a escribir; caminamos aprendemos a andar; amando aprendemos a amar y a vivir. Para vivir intensamente es necesario conocer las profundidades del amor” (Fray Anselmo – “Amor es vida”). La vida se volvería tan simple se descubriéramos el lugar que amor debería ocupar en nuestro día a día.

No sabemos con seguridad que va primero: quién ama educa o quien educa ama. Al comenzar con las primeras líneas de este texto, llego a mis manos un libro de 1970 escrito por el Fray Anselmo, que tiene como título “Amor es vida”. Un libro curioso, que presente varias situaciones que nos motivan a leer hasta comprender qué es el amor, a qué se parece y qué no es amor. El amor es visto como un sentimiento que “da todo a cambio de nada, que comprende sin condenar, el amor es paciencia, bondad, ternura, perdón y generosidad”.

Quién ama educa o quien educa ama 2

El amor es un “estado subjetivo”, considerado como un conjunto de acciones sensoriales como ver o escuchar. Por eso, amar y educar pueden darse simultáneamente. La consecuencia de la decisión de amar educando, amar enseñando al niño sus pertenencias, amar dando ejemplo de respeto a la familia y a las amistades será la de formar hijos educados y amados.

Discriminar aquello que sentimos y hablar de esos sentimientos son comportamientos aprendidos, adquiridos por la comunidad verbal que generalmente nos enseña a describir lo que hacemos, lo que pensamos y sentimos. Y esa práctica deberá ser de todos los que se disponen a educar a sus hijos amándolos. En este caso, la primera comunidad verbal para un hijo es la familia. De acuerdo con Skinner (1967), el comportamiento es una interacción entre el individuo y el ambiente. Por lo tanto, podemos invertir en el amor y el resto vendrá solo. Las personas consideran los sentimientos como fenómenos mentales, abstractos, que quedan preservados en la mente humana.

Cuando algo externo evoca esos sentimientos, salen de su reducto y se expresan públicamente, explica Hélio José Guilhardi en su artículo “Autoestima, autoconfianza y responsabilidad”. Por ejemplo: si un hecho provoca irritación en la persona, la rabia que parecía estar acomodada, aparecerá en gestos de agresividad. No será diferente con la tristeza, pues si una persona pierde a alguien muy querido, la tristeza, que también estaba silenciosa en su nido mental, aparecerá y se mostrará en forma de llanto. Así también es el amor. Si el hijo es educado por sus padres a base de amor, este, que estaba acomodado, aparecerá y se mostrará en forma de un comportamiento adecuado, alegre y amoroso.

Los padres necesitan amar a sus hijos de tal forma que la educación ofrecida evoque sus buenos sentimientos, que están guardados dentro de ellos, a fin de que expresen sus sentimientos públicamente, reflejando justamente el amor recibido. Todas las personas que educan para el amor deberían hacer uso de estímulos positivos, porque estas presentan varias ventajas.

1. Fortalecer el comportamiento adecuado de los hijos:
2. Producir mayor variabilidad comportamental, así el niño será más creativo;
3. Desarrollar en los niños la iniciativa;
4. Estimularlos a producir buenos sentimientos; tales como la satisfacción, el bienestar, alegría, autoestima.

=>Oración por las familias

Guilhardi sugiere algunos interrogantes para que los padres puedan reflexionar sobre la forma de educar a sus hijos produciendo contingencias reforzadoras positivas:

1. ¿Tuve tiempo para conversar y hacer algunas actividades con mi hijo sin prisas para concluir la interacción?
2. ¿Le enseñé a mi hijo a hacer alguna cosa?
3. ¿Se decir que actividades le gusta a mi hijo hacer junto conmigo?
4. ¿Se decir que actividades le gustaría hacer a mi hijo sin mi, pero si con sus amigos¿
5. ¿Hice algo para agradar a mi hijo y no para agradarme?
6. ¿Le di una demostración clara de atención, cariño y amor?
7. ¿Valoré algo que haya hecho sin especificar la calidad o el nivel de desempeño?
8. ¿Le proporcioné cariño y atención si exigir antes ningún tipo de comportamiento adecuado?
9. ¿Revise mis acciones y comentarios considerados excesivos por mi esposa o mi hijo?
10. ¿Abracé a mi hijo y le dije que lo amo, que lo extrañaba sin preocuparme por sus comportamientos o si estaba sudado, con ropa sucia, etc?
11. ¿Le di alguna cosa que le gusta como un caramelo, figuritas, una flor simplemente por que pensé en él?
12. ¿Le impuse límites que consideré necesario?
13. ¿Le dije algún “no”?

Si tus respuestas fueron positivas, estás amando tan bien a tu hijo que lo estás educando para el amor.

Judinara Braz
Administradora de Empresa con Habilitación en Marketing. Psicóloga especializada en Análisis de Comportamiento. Autora del libro “Sala de clases, la vida como es”. Directora Pedagógica de la Escuela Juan Pablo I – Feira de Santana (BA).

Papa Francisco pidió que el resumen final fuera publicado con el resultado de los votos favorables y contrarios de cada uno de los 62 parágrafos del texto

Con la autorización del Papa Francisco, fue publicada en la noche de este sábado, 18, la Relatio Synodi, el resumen final de la 3º Asemblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Familia. El documento fue aprobado en la Sala Sinodal después de la votación, uno por uno, de los 62 parágrafos.

Publicado un resumen final del Sínodo sobre la Familia 2

“Fue deseo del Papa. El Papa dice: ‘Quiero que sea publicada este Relatio, y por cuestiones de transparencia, decir cuantos votos favorables o no favorables, numero por numero, de forma que no existan confusiones o equívocos sobre esto”, aseguro el director de la Sala de Prensa de la Santa Se, padre Federico Lombardi.

El portavoz del Vaticano explico a los periodista que el Santo Padre insistió que la tabla de las votaciones también fuera publicada.

El documento retoma, en substancia, la estrutura y los contenidos principales del ‘Resumen final después de la discusión’, presentando en 13 de octubre en la Sala del Sínodo por el Relator General de la Sesión, Cardenal Peter Erdo. Ella reconoce también muchas de las 470 enmiendas presentadas por los Padres Sinodales, reunidos en el Círculo pequeños:

“En particular, se observaran la ampliación de las primeras dos partes, lo que fue pedido por muchos resumen de los Círculos menores, para dar mayor equilibrio al conjunto, no solo los desafíos o las dificultades, pero también hablar más del aspecto positivo sobre la familia. Por lo tanto, es un texto más amplio y que pretende ser más equilibrado y desarrollado”.

El Sínodo asume la necesidad de “discernir los caminos para renovar la Iglesia y la sociedad en su compromiso por la Iglesia fundada sobre el matrimonio”, la “unión indisoluble entre el hombre y la mujer”. Los participantes sostienen que “los grandes valores del matrimonio y de la familia cristiana” son la respuestas a los anhelos de la existencia humana cara al “individualismo” y “hedonismo”.

Los párrafos no aprobados

Los párrafos que no han alcanzaron los dos tercios son los números (acceso de los divorciados vueltos a casar a la Comunión), 53 (comunión espiritual a divorciados) y 55 (homosexuales) no llegaran a una mayoría de dos tercios de los 183 padres sinodales presentes; y el párrafo 41 (matrimonio civiles y uniones de hecho) recibió 54 votos contra.

La reflexión sobre matrimonios civiles, divorciados y resecados en la Iglesia deja una mensaje de “amor” y dice que esta participa “de forma incompleta” en la vida eclesial. “Tratase de acompañar estas personas con paciencia y delicadeza”, puede leer. El documento contiene las observaciones sobre la necesidad de hacer “elecciones pastorales valientes” en la acción de la Iglesia junto de las “familias heridas”, en particular junto de quien “vivió injustamente” la separación y el divorcio.

En relación al acceso a la Comunión y la penitencia por los divorciados en segunda unión, algunos “han argumentado en favor de la disciplina actual” [que impide el acceso a los sacramentos] y otros proponen un acogimiento no generalizada”. Este fue el punto en que había más votos contra (74), en la se pide que sea profundada la cuestión, “teniendo presente la distinción entre situación objetiva del pecado y circunstancia atenuantes”.

Publicado un resumen final del Sínodo sobre la Familia

Toadvía, explica Padre Lombardi, el esfuerzo de Relatio Synodio es de ser inclusivo y por lo tanto se puede hablar de un consenso también sobre estos números:

“Tenemos en cada uno de estos números una dimensión del consenso, por supuesto, una dimensión que puede ser muy amplio o una dimensión que puede ser más limitad, pero esto significa que existe un asunto que debe todavía ser madurado o profundizado porque, por supuesto, el consenso de la Asamblea no fue suficiente maduro para la formulación con que fue presentado”.

Sobre el Resumen precedente, a Relatio Synodio no hace más referencia a la ley de la gradualidad, no habl de niños que viven como parejas del mismo sexo y reitera con más fuerza que las uniones homosexuales no son equiparable al matrimonio entre hombre y mujer, subrayando que no son aceptable presiones sobre los obispos relativo a este punto.

Nulidad matrimonial y planificación natural

El resumen del Sínodo alud todavía a las propuestas para hacer “más accesibles y ágiles”, de preferencia “gratuitos”, los procedimientos para el reconocimiento de los casos de nulidad matrimonial, haciendo que algunos participantes se muestran “contrarios” a cambios.

Los varios puntos llaman a la valorización de los métodos naturales de planificación natural y de la donación, condenando la mentalidad “antinatalista”; recuerdan la reflexión sobre la familia en los documentos de la Iglesia y piden libertad de educación para los padres.

El portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, subrayo que este no es un documento “doctrinal” y que servirá de base para la preparación de la Asamblea general ordinaria del Sínodo de los Obispos que va ser realizada en octubre de 2015.

Noticia Canção Nova

 

16-10-2014 Radio Vaticana

Homilía de la misa matutina en Santa Marta

(RV).- (Con audio) Es fácil rezar para pedir gracias, mientras es más difícil la oración de alabanza, pero es ésta la oración de la verdadera alegría. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.
El Pontífice centró su reflexión en la Carta a los Efesios, en la que San Pablo eleva con alegría su bendición a Dios. Se trata de una oración de alabanza – observó –, de una oración “que nosotros no solemos hacer habitualmente: alabar a Dios. Y dijo que se trata de pura gratuidad, que nos hace entrar en “una gran alegría”:
“Nosotros sabemos rezar muy bien cuanto pedimos cosas, también cuando agradecemos al Señor, pero la oración de alabanza es un poco más difícil para nosotros: no es tan habitual alabar al Señor. Y esto podemos sentirlo mejor cuando hacemos memoria de las cosas que el Señor ha hecho en nuestra vida: ‘En Él en Cristo nos ha elegido antes de la creación del mundo’. ¡Bendito eres Señor, porque tú me has elegido! Es la alegría de una cercanía paterna y tierna”.

Francisco prosiguió explicando que “la oración de alabanza” nos da esta alegría, nos lleva a ser felices ante el Señor. Por lo que pidió que hagamos un esfuerzo para reencontrarla; teniendo en cuenta que el punto de partida es, precisamente, “hacer memoria” de esta elección: “el Señor me ha elegido antes de la creación del mundo. ¡Pero esto – dijo – no se puede comprender!”:
“No se puede comprender ni imaginar: que el Señor me haya conocido antes de la creación del mundo, que mi nombre estaba en el corazón del Señor. ¡Ésta es la verdad! ¡Ésta es la revelación! Si nosotros no creemos esto no somos cristianos ¡eh! Quizá estemos impregnados de una religiosidad teísta, ¡pero no somos cristianos! El cristiano es uno elegido, el cristiano es uno elegido en el corazón de Dios antes de la creación del mundo. También este pensamiento colma de alegría nuestro corazón: ¡yo soy elegido! Y nos da seguridad”.

El Papa observó además que nuestro nombre está en el corazón de Dios. Precisamente en las vísceras de Dios, como el niño está dentro de su mamá. Ésta es nuestra alegría, la de ser elegidos”. Es algo – subrayó Francisco – que “no se puede entender sólo con la cabeza. Ni siquiera sólo con el corazón. Para comprender esto debemos entrar en el Misterio de Jesucristo. El Misterio de su Hijo amado: ‘Él ha derramado su sangre en abundancia sobre nosotros, con toda sabiduría e inteligencia, haciéndonos conocer el misterio de su voluntad’. Y ésta es una tercera actitud: entrar en el Misterio”:
“Cuando celebramos la Eucaristía, entramos en este Misterio, que no se puede comprender totalmente: el Señor está vivo, está con nosotros, aquí, en su gloria, en su plenitud, y da otra vez su vida por nosotros. Debemos aprender cada día esta actitud de entrar en el Misterio. El cristiano es una mujer, es un hombre, que se esfuerza para entrar en el Misterio. El Misterio no se puede controlar: ¡es Misterio! Yo entro”.

El Papa Francisco concluyó diciendo que la oración de alabanza es ante todo “oración de alegría”, y también “oración de memoria: ‘¡Pero cuánto ha hecho por mí el Señor! Con cuánta ternura me ha acompañado, cómo se ha abajado; se ha inclinado como el papá se inclina con el niño para hacerlo caminar’”. Y, en fin, oración al Espíritu Santo para que nos dé “la gracia de entrar en el Misterio, sobre todo cuando celebramos la Eucaristía”.(María Fernanda Bernasconi – RV).

Este año, en la Fiesta de Santa Teresa de Ávila que se celebra cada 15 de octubre, La Iglesia inicia el Año Jubilar Teresiano, con  motivo de los 500 años del nacimiento de esta gran Santa, en el que participarán miles de peregrinos.

Santa Teresa nació en Ávila (España) un 28 de marzo de 1515. Por este motivo el Papa Francisco concedió este “tiempo jubilar” que iniciará el 15 de octubre del 2014 y concluirá en quincena de octubre del 2015.

Los fieles, podrán ganar indulgencia plenaria, siempre y cuando cumplan con las condiciones respectivas, y  en los templos designados por el Obispo de Ávila, Mons. Jesús García.

Asimismo, los fieles que participen de las principales celebraciones jubilares podrán recibir la Bendición Papal que el Santo Padre ha concedido para este tiempo de gracia. Entre estas fechas están el inicio del Año Jubilar, la Navidad, el cumpleaños de Santa Teresa, la Pascua de Resurrección y la clausura.

La inauguración del jubileo teresiano se realizará con una Celebración Eucarística en la Plaza de Santa Teresa en Ávila, que presidirá el Presidente de la Conferencia Episcopal Española y Arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez.

Tal como señala una nota de Europa Press,fuentes de las diócesis han explicado que se ha notado un incremento de la llegada de peregrinos que iban a visitar los lugares teresianos, como el Convento de Nuestra Señora de Gracia, a cargo de las madres agustinas, donde ingresó Santa Teresa para estudiar.

Por otro lado, la Conferencia Episcopal Española ha anunciado una peregrinación de todos los Obispos españoles, el 24 de abril del 2015, para ganar el jubileo y un Encuentro Europeo de Jóvenes, en agosto de ese mismo año, en el que se espera a unos 10 mil jóvenes de toda Europa.

Los que deseen peregrinar por las 17 ciudades españolas donde la Doctora de la Iglesia creó sus fundaciones en plena reforma del Carmelo, pueden tomar la Ruta teresiana “Huellas de Santa Teresa”, que ya ha sido completada por algunos peregrinos, según la diócesis.

El peregrino deberá obtener una “Credencial de las Huellas” que será sellado en cada destino, donde se instalarán  unas huellas de bronce.

En la web oficial del V Centenario, algunos lugares teresianos pueden ser conocidos de manera virtual con videos explicativos, imágenes y descripciones.

La diócesis señaló a Europa Press que la ciudad de Ávila está preparada para acoger a los miles de personas que asistirán durante este tiempo y sobre todo en fechas claves. Tal como pasó en 1982, durante la visita de San Juan Pablo II, que congregó un millón de personas.Teresa Avila images

Oración para el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús

Dios, Padre nuestro,

te alabamos y te bendecimos,

porque nos concedes la gracia de celebrar

el V centenario del nacimiento

de Santa Teresa de Jesús.

Señor Jesucristo, “amigo verdadero”,

ayúdanos a crecer en tu amistad,

para que, como Teresa, hija de la Iglesia,

demos testimonio de tu alegría ante el mundo,

atentos a las necesidades

de la Humanidad.

Espíritu Santo,

ayúdanos a avanzar,

“con limpia conciencia y humildad”,

en el camino de la vida interior,

cimentados en la verdad,

con renovado desprendimiento,

y amor fraterno incondicional.

Como Teresa de Jesús,

maestra de espiritualidad,

enséñanos a orar de todo corazón:

“Vuestra soy, Señor, para Vos nací

¿qué mandáis hacer de mi? Amén.

Más información en: https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=309

Etiquetas: Año Jubilar, Santa Teresa de Ávila

Santo Padre pidió que los fieles no permanecen cerrados en las propias ideas, pero busquen caminar con Dios

Ábrete a las sorpresas de Dios, no cerrarse a las señales de los tiempos. Fue lo que el Papa Francisco, en la Misa de este lunes, 13, en la Casa Santa Marta. Comentando las Palabras de Jesús a los doctores de la ley, el Papa exhorto a los fieles a no permanecer apegados a las propias ideas, sino de caminar con el Señor encontrando siempre cosas nuevas.

Jesús habla a los doctores de la ley, que le piden una señal y los define como “generación perversa”. El Papa Francisco partió de esta pasaje del Evangelio para concentrarse en el tema de la “sorpresas de Dios”. Tantas veces, señalo a él, estos doctores pidieron señales a Jesús y les respondieron que era capaces de ver los señales de los tiempos.

Foto: L’Osservatore Romano

“Por que estos doctores de la ley no entendían los señales de los tiempos y pidieron una señal extraordinario (¿Jesús dio a ellos después esta señal?) Antes de todo, porque estaban cerrados. Estaban cerrados en sus esquemas, habían organizado la ley brillante, una obra de arte. Todos los Judíos sabían lo que se puede o no hacer, incluso donde se puede ir o no. Todo estaba organizado. Y ellos estaban seguros allí.

Para ellos, añadió el Santo Padre, lo que Jesús hacia “eran cosas extrañas”: caminar con los pecadores, comer con los publicanos. A ellos no agradable, era peligroso; ponía en doctrina, aquella doctrina de la ley que ellos, los teólogos, hicieron a lo largo de los siglos.

El Papa reconoció que habían hecho por amor, para ser fieles a Dios, pero estaban cerrados en esto, sencillamente habían olvidado la historia. Habían olvidado que el Señor es el Dios de la ley, pero también de las sorpresas. Por otro lado, también para Su pueblo, Dios reservó sorpresas tantas veces, como cuando lo salvo de la esclavitud del Egipto.

“Ellos no entendían que Dios es el Dios de las sorpresas, que Él es siempre nuevo; nunca reniegue a si mismo, nunca dijo que lo que había dicho era equivocado, nunca, más nos sorprende siempre. Y ellos no entendían y se cierra en aquel sistema hecho con tanta buena voluntad y pidieron a Jesús: ‘¡Pero, de una señal!’. Y no entendían las señales que Jesús hacia y que indicaban que el tiempo estaba maduro. ¡Cierre! Según, habían olvidado que ellos eran un pueblo a camino. ¡El camino! Y cuando esta en el camino, cuando alguien esta a camino siempre encuentra cosas nuevas, cosas que no conocía”.

Según Francisco, un camino no es absoluto en si mismo, es el camino en dirección “la manifestación definitiva del Señor”; la vida es un caminar rumbo a la plenitud de Jesucristo, cuando vendrá por la segunda vez. Esta generación procuraba una señal, pero dijo el Señor: “No les será dado ninguna señal, sino la señal de Jonas”, esto es la señal de la Resurrección, de la Gloria, de aquella escatologia en dirección a la cual el hombre esta a camino.

Los doctores de la ley estaban cerrados en si mismo, reiteró el Papa, no abiertos a Dios de las sorpresas, no conocían el camino ni mismo esa escatologia. Así, cuando en el Sanedrio Jesús afirmó ser el Hijo de Dios, se escandaliza afirmando que Él había blasfemado.

Francisco explicó que ellos no entendían que la ley que ellos protegían y amaban era una pedagogía en dirección a Jesucristo. Si la ley no lleva a Jesús, dijo, no acerca el hombre de Él, es muerta. Y por eso Jesús les reprende por ser estar cerrados, por no ser capaces de reconocer las señales de los tiempos, de no estar abiertos a Dios de las sorpresas.

“¿Y eso debe hacernos pensar: yo soy apegado a mis cosas y mis ideas? ¿Estoy cerrado o soy abierto al Dios de las sorpresas? ¿Soy una persona parada o una persona que camina? Yo creo en Jesucristo – en aquello que Él hizo: murió, resucito y acabo la historia? Creo que el camino sigue adelante hasta que que venga la madurez, para la manifestación de la gloria del Señor? Yo soy capaz de entenderlas señales de los tiempos y ser fiel a la voz del Señor que se manifiesta en ellos? Ahora podíamos hoy hacernos estas preguntas y pedir al Señor un corazón que ame la ley, porque ella es Dios; que ame también las sorpresas del Padre y que sepa que esta ley santa no es el fin en si misma”.

=>Lee aqui más homilías del Papa Francisco

De la redacción
Fuente: Papa Canção Nova

Dios quiere usar tu profesión para salvar almas

Toda profesión puede ser evangelizadora

Podemos evangelizar entre aquellos que trabajan con nosotros y entre aquellos para quienes trabajamos. Taxistas, médicos, enfermeros tiene grandes posibilidades de evangelizar. Como también los telefonistas, administrativos, bancarios…

Los profesores, y todos los profesionales del área de la educación, como también los que trabajan en el área de salud – médicos, psicólogos, psiquiatras, dentistas, enfermeros, auxiliares de enfermería- tiene gran influencia y por eso grandes posibilidades de evangelizar.

Dios quiere usar tu profesión para salvar almas 2

Los trabajadores son evangelizadores en la hora del almuerzo, de descanso, cuando enfrentan situaciones difíciles. No necesitamos cambiar de profesión, sino colocarla al servicio de la nueva evangelización. El Señor nos muestra que toda profesión se vuelve evangelizadora cuando la colocamos al servicio del apostolado.

No es necesario estar predicando todo el tiempo. Podemos hablar de Dios, de su Palabra, testimoniando y enfrentando juntos los problemas a partir de la luz del Evangelio; resolviendo las cuestiones dentro de los parámetros cristianos. Podemos invitar a las personas a los encuentros, prédicas, a nuestro Grupo de Oración. ¡Tenemos varias posibilidades!

Mi espiritualidad pasó mucho por la santidad de mi padre, que andaba constantemente con el rosario en el bolsillo o en los dedos. Formaban una dupla maravillosa: los dedos de mi padre, llenos de cemento y cal, y el rosario. Su rosario era áspero, como sus manos y sus dedos. Esa bonita aspereza fue la que me formó.

Mi papá trabajó en Brasilia (DF), en los tiempos duros de la construcción de nuestra capital. Se levantaba a las 4hs de la mañana para ir a las obras. Trabajaba de 6 a 22hs y volvía en camión al alojamiento. Al día siguiente, se levantaba nuevamente a las 4hs.

Cierta vez, en un bar próximo al alojamiento, mi papá tomaba un café, aún de madrugada, cuando llegó la policía. Los policías fueron revisando a las personas, pero, antes de revisar el bolsillo de mi papá, le preguntaron: “¿Tiene algún arma ahí?. Mi papá le respondió: “Si”. Entonces, el soldado revisó su bolsillo y sacó lo que había adentro: un lienzo y un rosario. El guardia se quedó mirándolo, atónito, pero mi papá aprovechó para evangelizar y dijo: “Esa es mi arma”. Mi papá no era un predicador. Yo si lo soy. Pero para volverme un evangelizador, necesité de un “predicador” como él. Solo así Dios pudo hacer su obra en mí.

Jesús también trabajó, evangelizó y sanó. Pero solo después que regresó al Padre, envió a los apóstoles reunidos en el Cenáculo, su Espíritu Santo. Esa es la gracia también para los operarios cansados y desanimados.

¡Es necesario que nos dejemos bañar! Ese es el sentido que Jesús dio al verbo “bautizar”. Déjate “bautizar” profundamente en el Espíritu Santo para ser un apóstol de Jesús, para ser operario en esta última hora.

=>Se un profesional en amar

Monseñor Jonas Abib
Fragmento extraído del libro el “Pan de la Palabra”

Homilía de la misa matutina en Santa Marta

 En la oración pedimos tantas cosas, pero el don más grande que Dios nos puede dar es el Espíritu Santo. Lo afirmó el Papa Francisco en la homilía matutina de la misa celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Al comentar el Evangelio del día, sobre la parábola de un hombre que tras tanto insistir obtipppaparezando190813ene de un amigo lo que pide, el Pontífice afirmó que Dios “tiene tanta misericordia”, por lo que al pedirle perdón podemos añadir lo que la oración non osa esperar”:
“Esto me ha hecho pensar: es propio de la misericordia de Dios no sólo perdonar eso todos lo sabemos – sino ser generoso y dar más, más… Hemos pedido: ‘Y añade lo que la oración no osa esperar’. Nosotros quizá en la oración pedimos esto y esto, y ¡Él nos da más, siempre! ¡Siempre, cada vez más!”.

El Papa subrayó que en el Evangelio hay “tres palabras claves”: “el amigo, el Padre y el don”. Jesús – dijo – “muestra a los discípulos lo que es la oración. Es como un hombre que va a medianoche a lo de un amigo para pedirle algo. Y observó que en la vida “hay amigos que son de oro”, que verdaderamente dan todo. Mientras “hay otros más o menos buenos”, y la Biblia nos dice ‘uno, dos o tres… ¡no más!’. Después, los demás son amigos, pero no como éstos”. E incluso si somos molestos y entrometidos “la relación de amistad hace que nos sea dado lo que nosotros pedimos”.
“Jesús da un paso hacia adelante y habla del Padre: ‘¿Qué padre entre ustedes, si un hijo le pide un pescado, le dará una serpiente en lugar del pescado? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?’… ‘Si ustedes entonces que son malos, sabes dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo!’”. Por tanto – prosiguió Francisco – “no sólo el amigo que nos acompaña en el camino de la vida nos ayuda y nos da lo que pedimos: también el Padre del cielo” que “nos ama tanto y del cual Jesús ha dicho que se preocupa por dar de comer a los pájaros del campo. Jesús quiere despertar la confianza en la oración” y dice: “Pidan y les será dado, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque quien pide recibe, quien busca encuentra, y a quien llama le será abierto”. “Ésta – afirmó el Santo Padre – es la oración: pedir, buscar y llamar al corazón de Dios”. Y el Padre “dará el Espíritu Santo a los que le piden”:
“Éste es el don, éste es el plus de Dios. Dios jamás te da un regalo, una cosa que le pides así, sin envolverlo bien, sin algo más que lo haga más bello. Y lo que el Señor, el Padre nos da de más es el Espíritu: el verdadero don del Padre es lo que la oración no osa esperar. ‘Yo pido esta gracia; pido esto, llamo y rezo tanto… Sólo espero que me dé esto. Y Él que es Padre, me da aquello y además: el don, el Espíritu Santo”.

“La oración – concluyó el Papa – se hace con el amigo, que es el compañero de camino de la vida, se hace con el Padre y se hace en el Espíritu Santo. El amigo es Jesús”:
“Es Él quien nos acompaña y nos enseña a rezar. Y nuestra oración debe ser así, trinitaria. Tantas veces: ‘¿Pero usted cree?’: ‘¡Sí! ¡Sí!’; ¿En qué cree?’; ‘¡En Dios!’; ‘¿Pero qué es Dios para usted?’; ‘¡Dios, Dios!’. Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray non existe! ¡Existen las personas! Jesús es el compañero de camino que nos da lo que le pedimos; el Padre que nos cuida y nos ama; y el Espíritu Santo que es el don, es ese plus que da el Padre, lo que nuestra conciencia no osa esperar”.
(María Fernanda Bernasconi – RV).